Knesset, Israel

 

Ministro de Justicia de Israel adelantará iniciativa de Ley Fundamental en materia de derechos penales de los procesados

El ministro de Justicia del nuevo gobierno de coalición de Israel, Gideon Sa’ar, anunció el jueves de la semana pasada que presentará al órgano legislativo, Knesset, una iniciativa para incluir como Ley Fundamental la definición de los derechos de las personas sujetas a proceso penal.

Las Leyes Fundamentales son trece leyes que contienen alguno de los principios de la Declaración de Independencia de Israel y que han sido aprobadas en diferentes años. A falta de constitución en su conjunto son las leyes que hacen las veces de, por lo que algunas de ellas, para ser reformadas necesitan una mayoría absoluta de los integrantes del Knesset. La más reciente en haber sido aprobada es de 2018 y es la Ley del estado-nación en la que se define a Israel como una nación del pueblo judío.

Los pasados dos años han sido de mucha inestabilidad en Israel debido a que los resultados electorales no permitieron a ningún partido político obtener mayoría absoluta para formar gobierno, razón por la cual se tuvieron que celebrar elecciones cuatro veces en este periodo de tiempo. Cuando Benjamín Netanyahu, quien fue primer ministro de Israel de 1996 a 1999 y luego de 2009 a 2021, no pudo formar gobierno, el presidente Reuven Rivlin pidió a Yair Lapid que tratara de hacerlo. Así, se formó un gobierno de coalición que agrupa prácticamente a todo el espectro político de Israel opositor al partido Likud de Netanyahu y de algunos de sus aliados, nombrando como primer ministro a Naftali Bennett, quien alternará el cargo con Lapid.

Aunque el nuevo gobierno de coalición se percibe como uno débil por las encontradas posturas de los partidos que lo conforman, han logrado nombrar funcionarios que durante la transición no pudieron nombrarse, como el ministro de Justicia, lo que paralizó varias actividades no solo en el poder ejecutivo sino en el judicial. De esta forma, el nuevo ministro de Justicia ha instruido al procurador general adjunto, Amit Marari, a que redacte una ley para establecer los derechos penales de los procesados, con la esperanza de que sea aprobada en el Knesset.

Cabe señalar que el partido Likud de Netanyahu, molesto con su salida como primer ministro, se ha opuesto a aprobar cualquier iniciativa presentada por el nuevo gobierno, aun cuando así conviene a sus intereses. Esto lo vimos recientemente cuando se presentó para aprobación la ley que evita que los cónyuges palestinos de israelís obtengan automáticamente la nacionalidad israelí. Esta ley se renueva cada año y durante el gobierno de Netanyahu el Likud siempre votó a favor de su aprobación.

Sobre esta nueva propuesta de Ley Fundamental, el ministro Sa’ar dijo que incluirá, entre otros, el derecho a la presunción de inocencia así como la garantía de que una persona no puede ser imputada por un delito si cuando cometió la ofensa el acto no estaba tipificado como tal. Benjamín Netanyahu, estando sujeto a proceso, debe entender la importancia de que los derechos penales de los procesados queden protegidos.

“Los derechos humanos en situación de vulnerabilidad siempre han sido valiosos e importantes para mi”, declaró el funcionario en un comunicado, asegurando que está convencido que la ley será aprobada una vez que se complete la iniciativa y la presente a los partidos de la coalición. A ver cómo reacciona el Likud, si como un partido político o un niño haciendo berrinche.

Más información timesofisarel.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net