Padre e hija

 

La Corte Suprema de Justicia de Israel determinó que la legislación que limite el acceso a gestación subrogada será nula

El máximo tribunal de Israel sentenció que cualquier legislación que limite el acceso a la gestación subrogada de parejas del mismo sexo y hombres solteros será nula y dejará de surtir efectos en un término de seis meses.

La discusión de este tema inició cuando Etai Pinkas Arad y Yoav Arad Pinkas presentaron por primera vez a análisis de la Corte Suprema en 2010 las disposiciones legales que limitaban la gestación subrogada a parejas heterosexuales y a mujeres solteras que tienen una conexión genética con el bebé.

En febrero de 2020, la Corte Suprema derogó la controvertida ley que impedía que los hombres solteros y las parejas homosexuales hicieran uso de la gestación subrogada para tener hijos, estableciendo que “violan de manera desproporcionada el derecho a la igualdad y el derecho a la paternidad de estos grupos, y son ilegales”.

El fallo dejó las restricciones intactas hasta por un año, estableciendo el 1 de marzo de 2021 para que el Knesset, poder legislativo unicameral de Israel, cambiara la ley, luego ese límite se redujo al 1 de septiembre de 2020, señalando que la Corte Suprema solo intervendría y anularía las limitaciones de la subrogación si el Knesset no lo hacía.

El Estado solicitó al tribunal que se pronunciara sobre el asunto al considerar que modificar la ley en los términos establecidos por el fallo era “inviable” en la actual situación política.

“El caso actual lleva 6 años, y una vez que se ha dictaminado que el sistema actual es inconstitucional, la ‘falta de viabilidad política’ ya no puede justificar la continuación de la grave violación de los derechos básicos”, dijo la presidente de la Corte Suprema, Esther Hayut.

Así, se establece un plazo de seis meses para que dejen de aplicarse todas las condiciones establecidas en la ley actual para aquellos con derechos de subrogación, plazo que permitirá a las autoridades prepararse para el cambio.

“¡Ganamos! Y ahora es definitivo”, dijeron los peticionarios en un comunicado. “Este es un gran paso hacia la igualdad, no solo para la comunidad LGBT en Israel, sino para todos en Israel. El fallo es importante para todos porque cualquier discriminación arbitraria es una vergüenza para el país. Nadie tiene derecho a discriminar a los padres y negarles el acceso a cualquier cosa solo porque no son un hombre y una mujer”.

El fallo fue aclamado por el ministro de Salud, Nitzan Horowitz, la primera persona abiertamente homosexual en ocupar ese cargo.

“¡Por fin, igualdad!”, tuiteó Horowitz. “Cuando asumí el cargo, tenía claro que la obstaculización debe terminar y le dije a la Corte Suprema que la petición estaba justificada y que estamos preparados para un fallo vinculante. Nos prepararemos rápidamente para recibir solicitudes [de gestación subrogada] de hombres. Actuaremos con responsabilidad, imparcialidad e igualdad”.

El ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, también acogió con satisfacción el fallo y tuiteó que “ser padre es un derecho humano básico y esta es una decisión moral y socialmente apropiada”.

El fallo fue criticado por los partidos ultraortodoxos y de derecha de la oposición al gobierno, que se oponen ideológicamente a los derechos LGBT.

Aryeh Deri, jefe del partido Shas, lo calificó como “un duro golpe a la identidad judía del Estado”, y el exministro de salud Yaakov Litzman del partido Yahadut Hatorá dijo que los jueces “están demostrando ser otra facción en la coalición [judía] reformista de Bennett-Liberman-Kariv-Lapid, al tiempo que pone en peligro el futuro del pueblo judío y destruye el carácter del Estado y la tradición judía”.

La declaración fue en referencia al primer ministro Naftali Bennett, a quien ha buscado insultar llamándole reformista pese a ser ortodoxo, al ministro de Finanzas secularista Avigdor Liberman, al rabino reformista Gilad Kariv de Avodá y al Ministro de Asuntos Exteriores.

Bezalel Smotrich, jefe del partido de ultraderecha Hatzionut Hadatit, afirmó que el fallo “legitima la trata de mujeres con el objetivo de la subrogación”. “Este gobierno, junto con la Corte Suprema, se ha fijado el objetivo de erosionar el judaísmo de Israel. El ministro de Salud le pidió a la Corte Suprema que interviniera en las leyes del Knesset después de darse cuenta de que no tiene una mayoría en la democracia israelí y, como era de esperar, la Corte cooperó voluntariamente y derribó otro ladrillo en el muro que salvaguardaba a la familia judía”, dijo.

Los intentos por ampliar el acceso a la subrogación a la comunidad LGBT, incluidas las iniciativas apoyadas por el entonces primer ministro Benjamin Netanyahu, se enfrentaron a la vehemente oposición de sus aliados políticos ultraortodoxos.

En julio de 2018 se aprobó una ley que extendió a las mujeres solteras la gestación subrogada lo que provocó protestas en todo el país por excluir a los hombres homosexuales.

Ahora sólo les queda prepararse para cumplir con la decisión de la Corte Suprema.

Más información enlacejudio.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net