Hong Kong

 

Autoridad de privacidad de Hong Kong prepara reformas para sancionar la publicación en Internet de información de una persona con intenciones negativas

El Comisionado de Privacidad de Hong Kong se está preparando una iniciativa de ley cuyo objetivo es sancionar penalmente lo que se conoce en inglés como doxing, es decir, la acción de investigar y publicar en Internet información privada de algún individuo con el propósito de intimidar, humillar o amenazar.

Aunque se trata de una tendencia que ya han establecido Singapur, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y la Unión Europea, las grandes empresas tecnológicas enviaron a las autoridades de Hong Kong una carta de oposición a esta ley diciendo que al ser una ley “que podrá tener como efecto limitar la libre expresión, debe ser hecha sobre los principios de necesidad y proporcionalidad”, lo que, a juicio de empresas como Facebook y Google, la iniciativa en Hong Kong, que aún no ha sido presentada, no cumple. Así, han dicho que esta ley podría ser una potencial barrera al comercio que desincentivaría las futuras inversiones o el ofrecimiento de sus servicios en Hong Kong.

Se trata de una propuesta que responde a un documento de la Oficina de Asuntos Constitucionales y Continentales que revisó la Ordenanza de (Privacidad de) Datos Personales y que sugirió algunos cambios para proteger a los hongkoneses del doxing, una actividad que se hizo con frecuencia durante las protestas de 2019 identificando a oficiales de policía y manifestantes por igual.

La iniciativa de reformas a la Ordenanza que prepara el Comisionado de Privacidad, cubrirá seis áreas, incluida una notificación obligatoria de violación de datos, un requisito para una política de retención de datos y regulaciones que rigen la divulgación de datos personales.

Esta reforma propone que cualquier persona que esté implicada en la publicación de información personal dañina que tenga la intención de amenazar, intimidar, acosar o causar daño psicológico a otros o sus familiares, o que siendo negligente cause el mismo efecto, podrá enfrentar una sanción de hasta cinco años de prisión y una multa máxima de un millón de dólares hongkoneses, equivalentes a unos 129,000 dólares estadunidenses.

Las empresas tecnológicas, que cumplen con disposiciones similares vigentes en Singapur desde enero del año pasado, exponen en una carta al comisionado que es injusto que se haga responsable a sus empleados en Hong Kong si las empresas, ubicadas en otras jurisdicciones, no eliminan de sus plataformas el contenido que las autoridades exigen.

Además, señalan, que las definiciones son ambiguas y que se puede terminar por sancionar a personas que de buena fe publiquen cierta información. Una de estas definiciones vagas es la de daño psicológico y piden al comisionado que sea más preciso o que elimine este aspecto de la reforma.

Sobre esta ley, la administradora general de Hong Kong, Carrie Lam dijo que las empresas deben esperar a que la iniciativa esté lista para poder discutirla y que considera que no habrá ninguna objeción del comisionado de responder sus cuestionamientos una vez que el documento esté listo.

Como no hay una disposición especifica respecto de esta actividad, hasta el momento las autoridades han tenido que pedir a los tribunales que emita ordenes cautelares que la prohíban. Cuando una persona incumple esta orden, puede ser presentada al tribunal por desacato y así es como se logran sanciones.

Entre junio de 2019 y mayo de 2020, el comisionado revisó más de 5,700 casos relacionados con el doxing, de los cuales casi una cuarta parte quedó sujeta a investigación de la policía. Se trata de una cifra que explica la magnitud del problema.

Se espera que la iniciativa de reformas esté lista para ser presentada en breve y que sea aprobada hacia finales de esta legislatura, lo que será a finales de octubre.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net