Pastel de 10 años

 

Australia respondió en Ginebra que elevar la edad penal mínima de 10 a 14 años es un asunto que no es exclusivo de la federación

En enero, durante una sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, CDH, 31 países como España, Suecia y Canadá, pidieron a Australia elevar la edad de responsabilidad penal mínima de 10 a 14 años para proteger los derechos de niñas y niños. Este jueves Australia respondió que el tema corresponde a la federación y a los estados, lo que, en pocas palabras, significa que no asume el compromiso.

Apenas en junio de este año se entregó un reporte en el estado de Victoria que recomienda profundos cambios legislativos para prohibir que niños menores de 16 sean sentenciados o ingresados en prisiones juveniles y que se eleve la edad de responsabilidad mínima de 10 a 14 años.

Este estudio abordó la situación particular de niños y jóvenes indígenas que, como en otros países del mundo, son los que más sufren de la inequidad del sistema por lo que el porcentaje de niños y adolescentes en las prisiones australianos es muy elevado. Así se concluye que un sistema de justicia juvenil basado en la autodeterminación es preferible porque se enfocaría en los derechos de la infancia.

Según cifras citadas por el sitio de noticias perthnow.com.au, 499 niños de entre 10 y 13 años fueron detenidos en 2019 y 2020 y de ellos, más de las dos terceras partes son indígenas.

El gobierno federal anunció el año pasado el Acuerdo Nacional para cerrar la Brecha con el objetivo de reducir la tasa de encarcelamiento de personas de naciones originarias de entre 10 y 17 años en un 30 por ciento en la próxima década y los impulsores de la reforma penal consideran que elevar la edad de responsabilidad penal mínima es una vía para alcanzar el objetivo.

Sin embargo, la respuesta de Michaelia Cash, procuradora general de Australia, al CDH que señala que el tratamiento de los niños en el sistema judicial es un tema de jurisdicción tanto federal como estatal, hace entender a muchos que no hay la voluntad política de generar el cambio.

“Australia ha sido condenada por más de 30 países en todo el mundo por nuestro trato cruel y dañino a los niños predominantemente aborígenes e isleños del Estrecho de Torres”, declaró Cheryl Axleby, copresidente del grupo a favor de los derechos de los indígenas Change the Record.

"Si al gobierno de Morrison le falta el coraje y la decencia para mostrar liderazgo, hacemos un llamado a todos los gobiernos estatales y territoriales para que den un paso adelante y cumplan sus promesas de Cerrar la Brecha elevando la edad mínima de responsabilidad penal a al menos 14 años".

Por su parte, Samantha Klintworth, directora nacional de Amnistía Internacional dijo: “La decisión del gobierno australiano de ignorar recomendaciones clave de estados miembros de las Naciones Unidas con el objetivo de mejorar su historial de derechos humanos, es extremadamente decepcionante.”

Si bien el gobierno federal no ha querido comprometerse, por lo menos el Territorio del Norte y el Territorio de la Capital Australiana ya se han comprometido a realizar el cambio legislativo.

Niños de 10 años tras las rejas es un abuso a sus derechos que no debe ser tolerado.

Más información smh.com.au /pertnow.com.au/ lawyersweekly.com.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net