En Colombia, un estudiante de 8° semestre de la carrera de Derecho de la Universidad Industrial de Santander, ganó un recurso ante la Corte Constitucional que declaró inexequible, es decir, inaplicable, un artículo del Código Civil Colombiano.

El artículo que quedó sin efecto establecía la prohibición de que las niñas casadas menores de 14 años y embarazadas pudieran buscar la nulidad de su matrimonio.

Cuando este joven cursó la materia de Derecho de Familia, percibió la injusticia de dicho artículo por lo que tras efectuar una investigación al respecto interpuso el recurso para que esa disposición fuera retirada.

En su demanda, este estudiante y futuro abogado argumentó que el artículo era violatorio de los derechos de los niños, del derecho a la igualdad,  del acceso a la justicia y del libre desarrollo de la personalidad. Pero además argumentó que el matrimonio de niñas sobretodo en las zonas rurales, y la incapacidad de buscar la nulidad de esa unión, era contradictorio con otra disposición del Código Civil que establece que el matrimonio es un acto de decisión libre y voluntaria.

En su demanda también presentó una justificación médica que concluye que la madurez biológica, que le puede permitir a las niñas menores de 14 años quedar embarazadas, no es equivalente a la madurez psicológica que se adquiere a mayor edad y permite a las mujeres, con más facilidad, decidir sobre su sexualidad.

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el logro de este estudiante representa una aproximación más a la justicia para las niñas y mujeres de Colombia y se suma a los movimientos mundiales que tienden a evitar el matrimonio de niñas como en India, en donde con apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, inició un nuevo movimiento tendiente a evitar estas uniones.

En el este de India se calcula que cerca de la mitad de las mujeres se casan siendo niñas y la tercera parte de ellas son madres antes de alcanzar la mayoría de edad.
La UNICEF ha señalado que una esposa niña es más vulnerable a la pobreza, el hambre, el abuso, las enfermedades y la mortalidad materna, además de que todos estos lastres pueden ser legados a sus hijos.

La UNICEF agrega que para que prosperen los derechos de los niños, sin embargo, es urgente mejorar las condiciones de vida tanto de ellos como de sus familias y comunidades.

Fuente El Tiempo

 

www.miabogadoenlinea.net