Fachada de la Suprema Corte de EEUU

 

Suprema Corte de los Estados Unidos rechazó anular la moratoria a los desalojos impuesta por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Al comienzo de la pandemia el Congreso de los Estados Unidos decretó una moratoria de los desalojos que venció en julio de 2020, pero el CDC emitió una serie de moratorias a las cuales se opusieron distintas asociaciones de propietarios y agentes de bienes raíces, con el argumento de que la carga financiera de los inquilinos era trasladada a los propietarios y que muchos de los inquilinos no podrían asumir la deuda que se genera.

La moratoria del CDC aplaza, pero no cancela la obligación de pago y lo que busca es evitar el continuo desplazamiento de las personas lo que a su vez facilita los contagios.

Según las asociaciones hay entre 30 y 40 millones de inquilinos que están gozando de esta moratoria, que calculan que tendrá un costo total de 200 mil millones de dólares.

La juez federal Dabney Friedrich en Washington había revocado la moratoria por exceder la autoridad de los CDC, pero el fallo fue suspendido para que fuera revisado en la Suprema Corte, que en una votación 5-4 votó por mantener la moratoria hasta finales de julio.

Al defender la moratoria, el gobierno federal dijo que se necesitaba una vigilancia continua contra la propagación del coronavirus y señaló que el Congreso ha asignado decenas de miles de millones de dólares para pagar los atrasos de alquiler, destacando que el Congreso había aceptado la acción de la agencia, extendiendo una moratoria del CDC hasta enero. Después el organismo continuó con sus moratorias fundándolo en la Ley del Servicio de Salud Pública de 1944.

El CDC señaló que los desalojos acelerarían la propagación del coronavirus al obligar a las personas a "mudarse, a menudo a lugares cerrados en nuevos entornos de vivienda compartida con amigos o familiares, o congregar entornos como refugios para personas sin hogar".

Los opositores a la medida señalaron que la ley estaba relacionada con cuarentenas e inspecciones para detener la propagación de enfermedades y no otorgó a la agencia “el poder incondicional de tomar cualquier medida imaginable para detener la propagación de enfermedades transmisibles, ya sea moratoria de desalojo, límites de culto, cierres nacionales, cierres de escuelas o mandatos de vacunas".

El tribunal no dio razones de su fallo, lo que es típico cuando actúa sobre solicitudes de emergencia. Pero el juez Kavanaugh emitió una breve opinión concurrente explicando que había emitido su voto de mala gana y había tenido en cuenta la inminente expiración de la moratoria. 

"Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades excedieron su autoridad legal existente al emitir una moratoria de desalojo a nivel nacional", escribió Brett Michael Kavanaugh, que votó a favor de sostener la moratoria. "Debido a que los CDC planean terminar la moratoria en solo unas pocas semanas, el 31 de julio, y debido a que esas pocas semanas permitirán una distribución adicional y más ordenada de los fondos de asistencia de alquiler asignados por el Congreso, voto en este momento para rechazar la solicitud" que había sido presentada por propietarios, empresas inmobiliarias y asociaciones comerciales.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net