Documento y pluma fuente

 

Reformas legislativas en Emiratos Árabes Unidos permiten que extranjeros puedan aplicar ley de su país en proceso de divorcio

Abogados en Emiratos Árabes Unidos, EAU, han declarado que cada vez son más parejas extranjeras las que están optando por la aplicación del derecho de sus países para lograr el divorcio, lo que está beneficiando preponderantemente al cónyuge más vulnerable o con menos dinero.

En noviembre el país árabe pasó una serie de reformas en materia de Derecho Civil, entre ellas una que permite que los matrimonios contraídos en el extranjero puedan ser disueltos conforme con el derecho de sus países y no que los tribunales emiratís apliquen el derecho local que fundamentalmente está basado en la Sharia o ley islámica.

El problema con el derecho emiratí es que no se dispone la división de bienes cuando se disuelve el matrimonio y el cónyuge menos favorecido, frecuentemente la mujer, queda sin pensión alimenticia ya que solo se dispone que reciba un máximo de tres meses de ayuda financiera después del divorcio. Las pensiones alimenticias de los hijos, sin embargo, sí se pagan por que es obligación de los progenitores sostener financieramente a los hijos.

Antes de la reforma de noviembre del año pasado, las parejas extranjeras podían optar por la aplicación del derecho de sus países, pero solo si ambas partes estaban de acuerdo. Y aun en esos casos, si el caso era muy complicado o había mucha demora en la traducción de los documentos al árabe, o una de las partes era nacional, el juez podía decidir que el caso se resolviera conforme con la legislación local.

La abogada británica Alexandra Tribe explica que la reforma en Emiratos Árabes Unidos es importante porque el que una pareja casada en el Reino Unido, que vive en los EAU y se quiere divorciar, ahora puede optar para que el proceso se apliquen las reglas del derecho inglés.

“Esto tiene implicaciones de amplio alcance. Los tribunales de los Emiratos Árabes Unidos pueden comenzar a dividir los activos matrimoniales, tal vez no las pensiones, sino los ahorros y las inversiones y cosas así", declaró a thenational.ae la abogada Tribe.

La profesionista agregó que esta reforma también es muy útil cuando “es poco probable que una de las partes coopere con los procedimientos ingleses o si tienes un cónyuge con todos sus activos en los EAU y que no pagará si recibe una orden del Reino Unido.”

“En la solicitud un individuo puede pedir a los tribunales de Emiratos Árabes Unidos que haga una búsqueda en el Departamento de Suelos para determinar detalles como ¿qué tipo de propiedad tiene mi cónyuge en el país? ¿Qué cuentas bancarias y con qué bancos?”, declara la especialista advirtiendo que esto va a ser muy útil para obtener la información que se necesita en los procesos de divorcio.

Pese a que ya hay la posibilidad de elegir la ley del país de los cónyuges para el trámite, no siempre será un proceso sencillo pues depende del tipo de derecho que se aplique, uno casuístico que puede hacer más largo el proceso, o uno codificado como es el caso de México.

“En Inglaterra, Estados Unidos, Canadá, Australia y Sudáfrica no hay un código, no hay ley civil, es decir, no hay un libro de reglas”, explicó el abogado Hassan Elhais, de la firma de abogados Al Rowaad Advocates en Dubái. “Esto presenta un reto práctico. No diría que es imposible, pero es un reto.

“Los sistemas de derecho civil son mucho más fáciles, como España, Rusia y Francia. Las parejas pueden querer considerar esto en su decisión sobre el lugar en que se casan”, concluyó el abogado.

Más información thenational.ae

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net