Bratislava, Eslovaquia

 

Parlamento de Eslovaquia aprobó reducir las pensiones a quienes fungieron en la administración pública en el régimen comunista

La semana pasada, el Parlamento de la República Eslovaca aprobó una ley en la que se establece la reducción de las pensiones de las personas que sirvieron al estado durante el régimen comunista, en un intento de equilibrar las pensiones entre quienes persiguieron y quienes fueron perseguidos.

Lo anterior fue explicado por el primer ministro Eduard Heger, en el cargo desde el 1 de abril de este año, que dijo que el objetivo de la ley es corregir “un aterrador contraste” entre las injustificadas altas pensiones que reciben aquellos que durante el régimen comunista perseguían a las personas mientras trabajaron en cuerpos de seguridad y otras instituciones “cuyo principal objetivo era mantener el régimen comunista en el poder a cualquier precio”, y las bajas pensiones de aquellos que fueron perseguidos.

Las nuevas disposiciones de la ley entrarán en vigor en agosto y las reducciones se establecen en función del número de años que trabajaron en los cargos administrativos. Se exceptúan las personas que, caído el régimen, ayudaron en el procesamiento de responsables de delitos cometidos durante el comunismo y los atletas que pertenecieron al ejército o a clubes deportivos de la policía. Se calcula que serán unas 5,000 personas las afectadas por estos recortes.

Después de la Primera Guerra Mundial, con la disolución del Imperio Austrohúngaro, se estableció por primera vez la República Checoslovaca, abarcando a la República Checa y a Eslovaquia. Durante la Segunda Guerra Mundial, por un breve periodo de tiempo se estableció Eslovaquia como aliada del régimen nazi, pero tras el fin de la Segunda Guerra Mundial se reestableció la República Checoslovaca como un país independiente.

En 1948 entró bajo la administración del régimen comunista y se convirtió en parte del bloque soviético hasta 1989 cuando el movimiento pacífico conocido como la Revolución de Terciopelo puso fin a este régimen. La tentativa previa de poner fin al comunismo más importante fue la Primavera de Praga que 1968 terminó violetamente en 1968 cuando la Unión Soviética y otros miembros del Pacto de Varsovia invadieron el país.

Tras la Revolución de Terciopelo, Eslovaquia se convirtió, por la separación pacífica de la República Checa, en un estado independiente el 1 de enero de 1993, estableciendo la capital en Bratislava. El 1 de mayo de 2004 se integró a la Unión Europea.

Como parte de la Unión Europea, la semana pasada la Comisión Europea aprobó el plan de recuperación presentado por Eslovaquia, uno de los primeros países en haber presentado este plan económico para la recuperación por la pandemia en el que se proponen soluciones a los problemas más acuciantes derivados del cierre de actividades económicas por el Covid-19 como el crecimiento económico, la creación de empleos y la transformación ecológica y digital.

Con la probación de este plan, el país recibirá 6.3 millardos de euros que serán destinados a inversiones y reformas. Las prioridades establecidas por Eslovaquia son la educación, la salud, el medioambiente, la innovación, la digitalización, la infraestructura y la reforma de la administración pública para hacerla más eficiente.

Más información euronews.com / spectator.sme.sk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de Walkerssk en Pixabay