Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 1085
powered by social2s

La crisis energética en Venezuela está afectando incidentalmente a la impartición de justicia penal en todo el país.

Lo anterior debido a que el Tribunal Superior de Justicia, en congruencia con las políticas de la administración pública de ahorro de energía, ordenó a los juzgados reducir la jornada laboral en dos horas, por lo que ahora funcionan en horario de 8.00 a.m a 1.00 p.m en lugar del horario tradicional de 8.30 a.m. a 3.30 p.m.

Debido a esta reducción de horarios, los procesos penales han presentado mayores retrasos ya que se reporta que se está realizando menos del 20% de las audiencias previstas. Esta situación ha llevado a protestas en dos penales en el centro del país.

Lo anterior se traduce en que cada vez hay más personas detenidas en espera de la primera audiencia en la que se debe determinar si hay elementos para procesarlos y si pueden ser procesados en libertad. Por ello se reporta que los detenidos pueden pasar hasta seis meses en prisión en incertidumbre legal.

Abogados penalistas reportan que esta situación refleja una involución del derecho penal venezolano en donde se agrava una situación preexistente en que se están negando principios de derecho como el acceso a la justicia y el derecho a ser juzgado en libertad, lo que redunda en violaciones a los derechos humanos en territorio venezolano.

Al respecto, un funcionario de gobierno declaró que de demostrarse que hay inconvenientes por este nuevo horario, se solicitará al Tribunal Superior de Justicia que flexibilice las horas de funcionamiento de los juzgados.


Fuente: BBC
 

www.miabogadoenlinea.net

 

powered by social2s