Multinavaja

 

En el caso del homicidio de una mujer en Bruselas, sus familiares se han unido al proceso como parte civil

En el caso de una mujer que fue asesinada a la luz del día en una calle en Bruselas, Bélgica, la familia se ha sumado a la investigación como parte civil. Se trata del homicidio cometido la tarde del sábado 29 de mayo en el vecindario de Evere cuando la víctima, una madre de 36 años, paseaba a su hijo en la carriola.

El caso ha generado mucha atención porque aparentemente la víctima, a quien le cortaron el cuello con un objeto punzocortante, fue elegida al azar. Pese a que el crimen se cometió en plena calle y a la luz del día, la policía solo tiene a un sospechoso que niega su participación en el homicidio.

Esta persona es la segunda en haber sido detenida. Al día siguiente del homicidio, la policía detuvo a un hombre sospechoso. En su momento Martin François, vocero de la fiscalía de Bruselas declaró en comunicado de prensa que la persona estaba detenida por sospecha de homicidio y que por tratarse de un caso en curso no podía proporcionar más información.

El 9 de junio la fiscalía de Bruselas anunció que ese sospechoso era puesto en libertad porque “los primeros indicativos de su participación no fueron confirmados durante la investigación.” Se trataba de un joven de 21 años, indigente, conocido por la policía por infracciones menores y que padece de sus facultades mentales y tienen problemas de aprendizaje.

La policía lo detuvo mientras hurgaba en los botes de la basura detrás de una estación de gasolina, cerca del lugar del homicidio. Tenía en posesión tres pares de tijeras, unas con sangre, aunque aseguraba que la sangre era suya.

Según el recuento de los hechos publicado en los medios, hay dos testigos del homicidio. Se trata de dos adolescentes menores de 16 años, una joven que corrió a prestar ayuda a la victima y un joven que corrió detrás del homicida. Estos testigos confirmaron que el primer detenido no era el responsable.

La fiscalía hizo saber en el mismo comunicado de la semana pasada que desde el 4 de junio tienen en custodia a un nuevo sospechoso, un hombre de 26 años que se reporta que fue detenido después de que conocidos lo reconocieron como un posible sospechoso. La fiscalía, sin embargo, no ha proporcionado más detalles al respecto y lo que se sabe ha sido publicado por medios locales por lo que no es información oficial.

Según uno de estos medios, bruzz.be, el sospechoso es visto en las grabaciones de las cámaras de seguridad en la zona de los hechos, aunque inicialmente negó haber salido de su casa esa tarde. Cuando la policía hizo el cateo en el departamento de su madre, donde vive, encontraron un cuchillo y ropa con sangre, aunque de momento se desconoce si la sangre corresponde con la de la víctima. La investigación forense está en proceso.

El derecho penal de Bélgica permite que cualquier persona que tiene interés legítimo en la investigación de un delito, generalmente los familiares de la víctima, se unan a la investigación como parte civil.

Ser parte civil concede el derecho de tener acceso al archivo del caso, a pedir acciones de investigación del magistrado investigador, a ser representados en el tribunal durante el proceso y a presentar un alegato durante la fase de sentencia.

De momento la investigación continúa su curso y no han presentado cargos formales. Cabe informar que el bebé de la víctima no sufrió lesiones.

Más información brusselstimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net