Reja con candado

 

Al haber cumplido la máxima sentencia de 21 años se puso en libertad a sentenciado por violación y homicidio de dos niñas en Noruega

A principios de junio salió libre de una prisión noruega, Viggo Kristiansen, condenado a la máxima sentencia de prisión de 21 años por la violación y homicidio de dos niñas en mayo de 2020. Desde el inicio este hombre se declaró inocente y en febrero la Comisión Revisora de Casos Penales de Noruega aceptó revisar el proceso en contra de esto hombre de 41 años.

Se trata del caso identificado como Baneheia porque fue en ese lugar recreativo en Kristiansand donde se cometieron los delitos. Jan Helge Andersen, amigo de Viggo Kristiansen declaró que ambos violaron y mataron a las niñas, Sofie Sørstrønen de 8 años y Lena Sløgedal Paulsen de 10, cada uno a una niña. Andersen fue sentenciado a 19 años de prisión, sentencia que ya cumplió y salió en libertad.

Viggo Kristiansen siempre negó su participación y apenas este año, por un pequeño margen de votos, la Comisión Revisora, que es un órgano independiente, sugirió que el caso debe ser reexaminado y que el proceso debe ser repuesto. Entre la evidencia que la Comisión consideró fue que las muestras de ADN encontradas en el lugar del delito vinculan a Andersen, pero no a Kristiansen puesto que no fueron concluyentes. Además hay registro del teléfono celular que ubican a Viggo Kristiansen, o por lo menos al teléfono, en un lugar diferente a Kristiansand.

Por los delitos, Viggo Kristiansen fue sentenciado a la pena máxima de prisión en el derecho penal de Noruega que es de 21 años. Sin embargo, quedó sujeto a los que se conoce como forvaring, un sistema que permite que los convictos queden más tiempo en prisión si las autoridades consideran que cumplida la sentencia siguen representando un peligro para la sociedad. Es una sentencia semejante a la dictada a Anders Behring Breivik, autor de la masacre de Oslo y Utøeya y más recientemente al joven que mató a su hermana adoptiva china y abrió fuego contra una mezquita.

Cuando la Comisión Revisora ordenó la reposición del proceso, las autoridades declararon que Kristiansen quedaría en prisión mientras se efectuaba el nuevo proceso, pese a que la sentencia de 21 años se había cumplido. Sin embargo, la noche del 1 de junio fue puesto en libertad de la prisión de Ila, a las afueras de Oslo, donde su familia lo esperaba.

Lo anterior porque la fiscalía concluyó que la evaluación de riesgo que han realizado es indicativa de que no pueden seguir reteniendo al hombre.

El abogado de Viggo Kriatiansen, Arvid Sjødin, declaró que como su representado estaba sujeto al sistema de forvaring, no recibió ninguna capacitación especial para reintegrarse a la sociedad. Además pidió que se le concediera protección policíaca puesto que hay quienes lo siguen considerando una amenaza a la seguridad.

Pese a que está en libertad, sigue estando sujeto a proceso por la reposición del juicio. De momento no hay fecha para que inicie pues se está conduciendo una nueva investigación policíaca sobre las violaciones y homicidio y, al parecer, está llevando más tiempo de lo esperado.

La liberación de prisión fue una buena noticia para los familiares de Kristiansen, no para los progenitores de la víctimas quienes están pidiendo una orden de restricción para evitar que el convicto homicida de sus hijas haga contacto con ellos.

“Él no es del tipo que vagabundeará por las calles de Kristiansand para mostrarse. Al contrario, vivirá una vida tranquila hasta que las cosas se calmen", dijo sobre su representado el abogado Sjødin.

Culpable o inocente, no debe ser fácil salir de prisión tras 21 años y tratar de ponerse al corriente con la vida.

Más información newsinenglish.no

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net