Salón de escuela

 

Autoridades de Hong Kong exigen a las escuelas a investigar todas las quejas contra docentes y entregar reporte de investigaciones

El Departamento de Educación de Hong Kong publicó una nueva guía que obliga a las escuelas de educación primaria y secundaria a completar las investigaciones en un plazo máximo de dos meses de todas las quejas presentadas en contra de docentes, incluidas las que se presenten de forma anónima. Se trata de una guía que supervisa más a las escuelas y que, por supuesto, no ha sido del agrado de la mayoría de administradores y docentes.

Previo a la publicación de esta guía el 21 de mayo, las escuelas tenían mayor libertad en la investigación de las quejas pues no debían investigar las presentadas de forma anónima o las podían incluir solo como sugerencias y el plazo de dos meses para concluir las investigaciones era una sugerencia.

Esta nueva disposición incluye 36 puntos que las escuelas deben seguir respecto de estas quejas entre las que quedan obligadas a describir la “naturaleza y gravedad” de las quejas y a explicar las razones por las que se desecha la investigación de una queja anónima.

Además, las respuestas a las quejas deberán entregarse por escrito y en el plazo de un mes se deberá remitir un reporte de la investigación al Departamento de Educación. Esto no solo para fines informativos, sino también para que el Departamento considere si debe tomar medidas de seguimiento a las sanciones impuestas a docentes. Estas sanciones pueden incluir reprimendas verbales, por escrito, suspensión o incluso el despido, dependiendo de la severidad del acto cometido.

          

“Los padres y toda la comunidad [esperan que docentes] tengan altos estándares de moralidad y lideren con el ejemplo al nutrir a la siguiente generación”, se lee en el documento que acompaña a la guía publicada por el Departamento de Educación.

Esta decisión de las autoridades parece ir de la mano con el establecimiento de la muy controvertida Ley de Seguridad que dio un nuevo impulso a las manifestaciones en contra del gobierno local y chino, ya que tras la detención de varios docentes y alumnos las quejas en contra de docentes se incrementaron.

“Las escuelas deben seguir las instrucciones del Departamento de Educación”, declaró bajo anonimato a South China Morning Post un director de una escuela pública. “Desde el inicio de la vigencia de la ley de seguridad nacional habríamos predicho que habría más requisitos para las escuelas en diferentes aspectos.”

Para otro directivo, “la cultura de quejas [en Hong Kong] es muy evidente … y frecuentemente se basan en malentendidos” de tal forma que “algunas quejas podrían ser verdaderamente irrazonables.”

Po su parte Ip Kin-yuen, vicepresidente del sindicato Professional Teachers’ Union y exlegislador de oposición, dijo que las nuevas medidas son una especie de “micro gestión”. Dijo que “cuando las quejas anónimas, que podrían no tener pruebas suficientes, deben ser examinadas [seriamente] ... la reducción del límite significa que cualquiera puede presentar una queja anónima y solo alentará a más personas a hacerlo”.

En México, por otras razones, las escuelas, en nuestro caso las particulares, también han mostrado inconformidad por un Proyecto de Norma Oficial Mexicana que ajusta sus obligaciones respecto de alumnos y padres de familia, como consumidores de los servicios.

Más información scmp.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net