Corte Suprema de Canadá

 

Quebec propone cambiar unilateralmente la Constitución canadiense lo que ha supuesto un análisis de factibilidad

El gobierno de la provincia canadiense de Quebec presentó la iniciativa identificada como Bill 96 en la que propone que sin necesidad de intervención federal o de otras provincias, Quebec modifique la Constitución canadiense e incluya dos frases que, en principio solo atañen a esta provincia y posiblemente no tendrían gran trascendencia jurídica.

La pretensión es establecer en la Constitución de 1867 que “los quebequenses forman una nación” y que “el francés será la única lengua oficial de Quebec. Es también la lengua común de la nación quebequense.”

Analista opinan que las frases en sí no tendrían mayor trascendencia ya que en 2006 la Cámara de los Comunes reconoció que los quebequenses forman una nación y lo segundo solo establece la forma en que funciona el gobierno de la provincia y el idioma en que la mayoría de la población interactúa.

El problema, sin embargo, es la forma. ¿Puede Quebec por sí misma modificar la Constitución? El primer ministro Justin Trudeau respondió que Quebec puede hacerlo y la iniciativa ha sido apoyada por algunos partidos, pero sin haber analizado a profundidad las consecuencias legales y políticas de esta iniciativa.

Canadá nació como un acto del Parlamento del Reino Unido en un documento que se conoció primero como Ley de América del Norte Británica, 1867 y que ahora se conoce como Ley de la Constitución, o Constitución, 1867.

En este documento, que estableció la forma de gobierno de Canadá, se dispuso que solo el Parlamento del Reino Unido podía hacer grandes reformas a la Constitución, hasta que en 1982, con la inclusión de la Carta de Derechos, este derecho se “repatrió” a Canadá.

Las disposiciones sobre la reforma a la Constitución, sin embargo, parecen no ser del todo claras. La regla general es que las reformas sean aprobadas en el Parlamento federal y por lo menos por siete provincias que representen el 50 por ciento de la población. Sin embargo, Quebec fundamenta su propuesta en la Sección 45 de la Constitución de 1982 que dispone que “la legislatura de cada provincia puede dictar exclusivamente leyes que modifiquen la constitución de la provincia”. Estas constituciones locales, escritas o no, se considera que forman parte de la Constitución de Canadá como lo hizo saber en entrevista Eric Adams, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Alberta en Edmonton.

Pero la reforma no es tan simple. Al respecto Emmett Macfarlane, profesor asociado de Ciencias Políticas de la Universidad de Waterloo, dedicado a la investigación del poder judicial y de la Constitución, escribió recientemente que esta propuesta de Quebec no puede ser hecha unilateralmente porque aunque en 2006 hubo una moción que reconoció como nación a Quebec, el reconocimiento de todos de este asunto ha pasado por turbulentas discusiones que han sido rechazadas. Por tanto, no se trata de un asunto solamente interno de Quebec.

Sobre el francés como la única lengua, el académico cita en su escrito una decisión de la Suprema Corte de 1979 según la cual Quebec no puede hacer cambios unilaterales a la disposición constitucional de uso del francés e inglés en la legislatura y tribunales locales.

En un tuit posterior a la publicación de su escrito, el profesor Mcfarlane escribió que Trudeau, al estar de acuerdo con la propuesta de Quebec, está abdicando sus funciones como primer ministro. “Debe defender [la Constitución] o renunciar.”

Las consecuencias políticas de respaldar esta propuesta podrían significar a los partidos que la apoyen efecto negativos en los estados del oeste, una situación que tendrá que ser sopesada por los políticos.

Quebec rutinariamente ha buscado tener un estatus particular en Canadá. En 1995 se hizo un referéndum sobre su separación de Canadá, habiendo ganado por un margen mínimo el No. la búsqueda de este estatus especial se presenta según el partido en el gobierno. De momento es gobernado por la Coalition Avenir Québec que, aunque no es independentista, busca una mayor soberanía del gobierno federal. Este partido fue formado por ex integrantes del Parti Québécois el que sí ha abogado por una escisión de la provincia de Canadá, promoviendo incluso el retiro de la bandera de Canadá de su Asamblea Legislativa.

Más información cbc.ca

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net