Imprimir
Negación de visa

 

Gobierno de la India limita las actividades que los residenteS de origen indio, pero sin la nacionalidad, pueden realizar

El gobierno de la India sigue cerrando la pinza para las personas de origen indio pero que no tienen la nacionalidad. El 4 de marzo el Ministerio del Interior instruyó a quienes ejerzan como ingenieros, periodistas e investigadores a notificar al gobierno de sus actividades en la India, aunque el portal de internet creado para tal fin no está operativo. Hay planes para recurrir este decreto.

La India no acepta la doble nacionalidad, pero en 2005, para satisfacer las demandas de la diáspora, creo una categoría especial migratoria concedida a descendientes de indios con pasaporte de otros países. Esta categoría se conoce como Ciudadanos extranjeros de la India, Overseas Citizenship of India, OCI, aunque en realidad no tienen la ciudadanía. Personalidad con esta calidad migratoria son el escritor Salman Rushdie y los actores Salman Khan y Sunny Leone.

Quienes están registrados como OCI, que no pueden tener nacionalidad paquistaní ni bangladesí ni ser descendientes de personas con estas nacionalidades, tienen ciertos derechos semejantes a los ciudadanos. Estos derechos, sin embargo, han quedado muy limitados por la mencionada orden expedida el 4 de marzo.

Esta orden dispone que los titulares de tarjetas de OCI pueden pedir "solo plazas de cuota de NRI (Non-Resident Indian, indios no residentes)" en las instituciones educativas y especifica que los OCI solo pueden ejercer las siguientes profesiones: médicos, dentistas, enfermeras y farmacéuticos, abogados, arquitectos y contadores públicos, y el resto requeriría un "permiso especial".

El permiso especial se debe obtener por los OCI "para realizar actividades de investigación, misioneras o Tabligh (movimiento religioso islámico), de montañismo o periodísticas o prácticas en misiones diplomáticas extranjeras”.

El decreto, sin embargo no menciona a los especialistas en Tecnologías de la Información, la mayoría de ellos ingenieros, y de momento se desconoce si deberán obtener visa de empleo. Cabe señalar que las grandes empresas internacionales optan por contratar OCI porque uno de sus derechos es la múltiple entrada y salida de la India y el libre desplazamiento por el territorio.

El doctor Rajanna Sreedhara, presidente de la Asociación de OCI residentes y familiares considera que el decreto es discriminatorio, además de que es confuso.

Explica, por ejemplo, que muchas instituciones educativas, aun las de renombre, no tienen plazas NRI lo que dejaría a muchos OCI, incluso tras haber obtenido altas calificaciones académicas, fuera del mercado laboral.

Menciona, además, que el decreto parece equiparar a los OCI con domicilio en la India con residentes extranjeros, lo que tiene repercusiones financieras.

“Un extranjero solo puede tener una cuenta de inversión del Plan de Inversión de Cartera, que es una categoría especial de cuenta de inversión aprobada y supervisada por el Banco de la Reserva de la India con varias restricciones. Tiene que ser financiado únicamente con remesas de moneda extranjera. Un OCI con domicilio en India que viva y trabaje en India puede no tener ninguna opción de financiamiento en moneda extranjera y, por lo tanto, no podrá tener una cuenta de inversión”, explicó el doctor Sreedhara.

Por estos motivos la Asociación que preside en doctor Sreedhara plantea presentar su caso ante el tribunal superior, pero de momento no han podido hacerlo debido al cierre de actividades por la grave crisis sanitaria que el país vive por el contagio de Covid.

Más información thehindu.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net