Corbata

 

Se denuncia cobro de honorarios de más de 1,700 dólares la hora en el proceso de quiebra de Boy Scouts of America

El proceso de quiebra de la organización fundada en 1910, Boy Scouts of America, está siendo un proceso complicado en el que antes del resarcimiento de daños a las decenas de miles de personas que dicen ser o haber sido víctimas de abuso sexual por la organización, se están pagando honorarios legales de hasta 1,725 dólares la hora, una cifra inusitada.

Se trata de cifras que jueces y otros abogados han calificado de escandalosas, pero que parece ser la tendencia actual en los procesos de quiebra, con abogados recién egresado cobrando hasta 600 dólares la hora y personal auxiliar cobrando también extraordinarias cifras por concepto de honorarios.

Boy Scouts of America presentó la solicitud de quiebra el año pasado con la esperanza de solventar las reclamaciones de decenas de miles de personas que acusan a la organización de abuso sexual mediante la creación de un fideicomiso. Hasta el momento han presentado reclamación más de 85,000 personas en todo el país, más que las que han presentado reclamación por esta misma causa a la iglesia católica.

La organización estima que podría pagar por las reclamaciones entre 2,400 y 7,100 millones de dólares, aunque un comité que representa a las víctimas ha valuado el total de las reclamaciones en 100 mil millones de dólares.

El proceso está definiendo quiénes pueden presentar reclamación, la cantidad a pagar por reclamo, el total de los bienes de la organización y se incluyen los bienes de los consejos locales. En estas negociaciones intervienen los abogados de las aseguradoras, de la organización, además de asesores financieros, todos ellos cobrando honorarios estratosféricos que, desde luego, se descuentan del monto que se fijará en el fideicomiso de compensación. Aparte se deben contar los honorarios de los abogados que representan a las víctimas y que cobrarán una vez que se apruebe un acuerdo.

El despacho que representa a Boy Scouts of America, White & Case, presentó factura por el trabajo de 14 abogados que cobran más de 1,000 dólares la hora de trabajo. El despacho, aunque no ha hecho comentarios al respecto, defiende estas cifras aludiendo a lo complicado del proceso.

Entrevistado por The New York Times, el profesor de Derecho de la Universidad de Los Ángeles, Lynn LoPucki, quien ha estado monitoreando estos casos importantes de quiebra, señala que los honorarios en este y otros casos similares parecen ser excesivos y que honorarios de más de 1,000 dólares por hora son prácticamente rutinarios. Se trata de casos que son llevados por un pequeño grupo de despachos y de jueces pues suelen ser presentados en un grupo seleccionado de cortes de distrito.

El profesor LoPucki dice que en los casos de quiebra, los abogados y clientes esencialmente están gastando el dinero de otros porque los costos se dividen entre todos una vez que se llega a un acuerdo, a diferencia de los litigios civiles en los que las empresas pagan sus honorarios legales, los que suelen ser mucho más bajos.

Por esta razón, esta semana una de las aseguradoras implicadas, Century Indemnity Company, pidió al juez Laurie Selber Silverstein que retenga un porcentaje de los honorarios que son reclamados hasta que sean analizados en detalle. Al respecto el abogado Tancred Schiavoni dijo que no solo se trata de lo elevado de los honorarios de los abogados, sino de las inusuales tarifas exigidas por los auxiliares, pese a que se está haciendo poco progreso en el caso.

El tribunal ya nombró a Justin Rucki como examinador de honorarios para revisar los costos legales, quien señaló que una parte de los honorarios cubre los costos legales que se acumularían incluso si los Boy Scouts no se hubieran declarado en quiebra, como un litigio de marcas registradas con la organización Girl Scouts. Esta examinación, sin embargo, no investigará si los honorarios cobrados corresponden al trabajo que se está realizando, según declaró el abogado Schiavoni.

“Es repugnante", declaró el abogado Schiavoni en una entrevista. “Este es el sistema legal descarrilado, simplemente descarrilado. Todo este dinero podría haberse utilizado para resolver el problema".

El juez deberá resolver si se retiene el 20 por ciento de los honorarios cobrados como ha sido solicitado o si se siguen pagando las exorbitantes facturas sin mayor revisión.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net