Jóvenes de diferente color de piel

 

Tres funcionarios fronterizos de los Estados Unidos demandan a su gobierno por mayor escrutinio racial en la frontera

Hace unas semanas tres veteranos de guerra negros, actuales funcionarios de la agencia de aduanas de los Estados Unidos, U.S. Customs and Border Protection (CBP), presentaron una demanda en contra del departamento de seguridad interna, Homeland Security, por el trato discriminatorio que en el puesto fronterizo en donde están asignados se hace a personas que no son de piel clara.

Se trata de una inusual demanda que los funcionarios están presentando en contra de su gobierno por actividades de perfilación racial que terminan con más detenidos negros y de otras etnias que blancos, pese a que se trata de conductas semejantes.

La demanda ha sido presentada en la Corte de Distrito Federal de la división sur de Michigan respecto del paso fronterizo del Puente Blue Water que conecta Port Huron, Michigan, en Estados Unidos, con Sarnia, Ontario, Canadá.

Mikal Williams, uno de los tres demandantes resume la demanda así: “Los viajeros de color reciben más escrutinio”.

En la demanda presentan varias situaciones de las que han sido testigos como la detención que se hizo de una camioneta que llevaba a 17 hombres negros de regreso a los Estados Unidos y que fueron revisados. “Fueron tratados sin respeto e insultados … solo por su raza”, se expone en la demanda.

Otro caso que exponen es el de una familia de Texas que se equivocó y dio vuelta para ir a Canadá. Cuando regresaron para ingresar a Estados Unidos fueron detenidos. Al ver que el conductor no tenía una licencia de conducir válida se le exigió que un familiar con licencia valida condujera el automóvil o de lo contrario lo llevarían a prisión. Los demandantes exponen que en circunstancias semejantes no se dispensa este mismo trato a viajeros de piel clara (“fair complexion”).

"La administración hizo todo lo posible para que arrestaran a esta persona. No tenía órdenes judiciales ni antecedentes penales", dijo Jermaine Broderick, uno de los demandantes, en una entrevista con CBC News. "No había ninguna razón para intentar encarcelar a esta persona".

Otro episodio que se describe es el de una familia que fue calificada de sospechosa por conducir un vehículo de lujo. “Un oficial de mayor rango me ordenó ‘detén al tipo negro’” declara otro de los demandantes, Johnny Grays, veterano de 13 años que ha servido en la CBP durante ocho años.

En este caso dice que al ver el miedo en los ojos de los niños pensó en sus propios hijos, viendo lo injusta de la situación.

Además reclaman un ambiente laboral discriminatorio como jefes pidiendo una y otra vez que los dejen tocar su cabello o haciendo bromas como que podrían infiltrar el movimiento Black Lives Matters usando nombres ficticios que suenan a “africano” como Indike Mfufu.

"El tono del color de mi piel me ha sometido a un escrutinio indebido", declara Jermaine Broderick quien prestó 14 años de servicio en el ejército. “Este [servicio] [aparentemente] no es suficiente”, dice.

La demanda de estos tres funcionarios fronterizos coincide con cifras recientemente publicadas por la organización American Civil Liberties Union, ACLU, de Michigan que demandó para obtener acceso a miles de documentos federales de aprehensiones entre 2012 y 2019, de las que más de 13,000 fueron realizadas por el CBP.

El reporte sobre detenciones basadas en el color de piel por el CBP indica que más del 96.5 de ellas fue de personas clasificadas como con complexiones oscura, oscura media, oscura clara, morena clara, morena media o negra. Solo el 3.5 por ciento se describen como de complexión clara (“fair complexion”).

Las cifras de ACLU también se refieren a la perfilación racial de personas latinoamericanas que son menos del 20 por ciento de los ciudadanos de Michigan. Sin embargo, el 85 porciento de los no ciudadanos detenidos en Michigan son de América Latina.

Estas detenciones no nada más se hacen en el paso fronterizo ya que la agencia tiene jurisdicción dentro de los 160 kilómetros de la frontera por lo que puede detener a los viajeros desde la frontera con Canadá hasta el punto más lejano del estado.

Los funcionarios fronterizos piden en su demanda que se condene al departamento de seguridad interna, de quien depende el CBP, a pagar daños punitivos por una cantidad que no ha sido especificada.

Más información cbc.ca

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net