Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 669
powered by social2s

El juez de la Audiencia Nacional de España, Eloy Velasco, inició el día de ayer proceso en contra de seis miembros del grupo vasco separatista ETA y de siete miembros de las FARC, ambas organizaciones consideradas como terroristas por varios países del mundo, por colaboración en atentados en contra de altos funcionarios colombianos, entre ellos el actual presidente Álvaro Uribe.

En el auto del proceso, el juez señaló además que existen indicios de colaboración del gobierno venezolano con los grupos ilegales a los que pertenecen los procesados.

De acuerdo con el juez Velasco, ambos grupos colaboraron para localizar a funcionarios y ex funcionarios colombianos para atentar contra sus vidas, entre quienes se incluye también el ex presidente de Colombia, Andrés Pastrana, y los vincula con el gobierno venezolano mediante varias pruebas, entre ellas los documentos contenidos en las computadoras encontradas en el campamento de Raúl Reyes, miembro de las FARC,y el cual fue atacado por el ejército colombiano en marzo de 2008.

Otro vínculo que encuentra el juez español entre estos grupos y el gobierno venezolano es a través de Arturo Cubillas Fontán, presunto etarra, quien no nada más ocupó un cargo en el gobierno de Hugo Chávez, sino que también está casado con la venezolana Goizeder Odriozola Lataillade quien es directora general del Gabinete de la Presidencia de Venezuela y quien ha acudido a diversas manifestaciones gubernamentales portando la insignia que identifica la simpatía con ETA.

El juez Velasco ordenó ya el traslado del proceso a los ministerios de Asuntos Exteriores y del Interior españoles para que inicien las gestiones necesarias para solicitar a los gobiernos de Cuba y de Venezuela la extradición de los procesados que se encuentran refugiados en esos países, como el mismo Cubillas.

Tras darse a conocer la noticia, el presidente colombiano declaró que había que responder con prudencia y utilizar los canales diplomáticos para conocer detalles del proceso judicial, para poder darle seguimiento.

El jefe de gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, de gira de trabajo en Alemania, declaró a su vez que ya solicitó al gobierno venezolano explique esta supuesta cooperación y añadió que a partir de esas explicaciones será la actuación de España.


Por su parte, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, negó las acusaciones y declaró que las mismas "son restos todavía, tristes restos, de las antiguas cadenas que algunos quisieran colgarnos de nuevo aquí al cuello, pero nosotros somos libres".

Fuente El País

 

www.miabogadoenlinea.net

 

powered by social2s