Imprimir
Estatua de la Justicia, Dublín

 

Diez bielorrusos han presentado denuncias por tortura al presidente Lukashenko y su aparato de seguridad

Cuatro abogados alemanes anunciaron este miércoles la presentación de denuncias en contra del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, y su equipo de seguridad por diez personas que lo acusan de tortura cuando fueron detenidos por participar pacíficamente en las protestas iniciadas en ese país en agosto de 2020.

Las protestas en Bielorrusia iniciaron cuando Lukashenko se declaró ganador en un proceso electoral que fue percibido como muy irregular. Las manifestaciones pacíficas fueron rápidamente interrumpidas por las fuerzas del orden leales a Lukashenko y decenas de miles de manifestantes fueron detenidos. Sobre estas detenciones el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU declaró que ha recibido numerosas denuncias de tortura, detenciones arbitrarias, secuestro y desapariciones.

Los abogados Mark Lupschitz, Onur Ozata, Roland Krause y Benedikt Lux exponen que sus representados sufrieron actos de tortura como abuso físico, privación del sueño y alimentos, humillaciones y trato degradante cuando fueron detenidos y que tienen documentados, además, más de cien casos de abusos similares.

“En general, el trato que les dio el estado sólo puede describirse como bárbaro ", declararon este miércoles los abogados, agregando que sus clientes han sufrido graves problemas de salud como resultado. "El gobierno de turno está oprimiendo severamente a su propia población con una ofensiva que incluye arrestos arbitrarios, persecución penal por motivos políticos y otras formas de represión". Por esta represión el gobierno alemán ofreció recibir a docenas de opositores al régimen de Lukashenko.

Las denuncias han sido presentada a la Oficina de la Fiscalía Federal de Alemania en la ciudad de Karlsruhe, sede de la Corte Federal Constitucional y de la Corte Federal de Justicia, con fundamento en la reforma de 2002 a la ley penal alemana que introdujo el Völkerstrafgesetzbuch o Código Penal Internacional que establece el procedimiento penal, en línea con el Estatuto de Roma que dio origen a la Corte Penal Internacional, que concede jurisdicción a los tribunales alemanes para revisar estos casos con fundamento en el principio de jurisdicción universal según el cual si un delito grave en contra de los derechos humanos, como los crímenes de guerra y contra la humanidad, no está siendo procesado en ningún lugar, el tribunal local puede conocer de él.

Con fundamento en la jurisdicción universal se han procesado por tortura a dos aliados del régimen sirio de Bashar al Assad. El primero de ellos fue sentenciado en febrero a cuatro y medio años de prisión por ayudar e incitar la comisión de crímenes contra la humanidad.

Asimismo, con este mismo fundamento en marzo Reporteros Sin fronteras presentó una denuncia en contra del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, MBS, y cuatro altos funcionarios, por el homicidio del periodista Jamal Khashoggi en la embajada saudí en Estambul en 2018.

Sobre esta reciente denuncia, el abogado Krause explicó a DW que “si Lukashenko o cualquier otro miembro de su régimen vienen a Alemania o a la Unión Europea y hay una orden de extradición, quedarán sujetos a proceso”.

La noticia de las denuncias fue muy bien recibida por la líder opositora Sviatlana Tsikhanouskaya quien se autoexilió en Lituania por las amenazas que recibió inmediatamente después de la elección y el inicio de las manifestaciones que la daban como ganadora. Como ella, otros líderes opositores y celebridades que hablaron en contra del régimen han tenido que exiliarse para protegerse y proteger a sus familias.

Ya veremos si la fiscalía alemana considera que hay suficiente evidencia para dar curso a las denuncias.

Más información dw.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net