Imprimir
Dubái

 

Anuncian detención de 54 personas y advierten de no contratar como personal doméstico a quienes han huido de trabajos anteriores

La policía de Dubái, Emiratos Árabes Unidos, anunció que ha detenido a 54 empleadas del servicio doméstico que han huido y urgió a las personas no contratar a empleadas que ha huido por ser ilegales.

El anuncio de las detenciones y la advertencia fue hecho por el coronel Ali Salem, director del Departamento de Infiltrados del Departamento de Policía de Dubái: “La policía de Dubái ha arrestado a 54 trabajadoras domésticas huidas, de diferentes nacionalidades, desde el inicio del Ramadán, como parte de una campaña. Hay un aumento de trabajadores domésticos violando la ley durante esta época”.

Al advertir que la personas deben denunciar a estas personas a las autoridades por estar violando las leyes de migración, dijo que representan un serio problema a la seguridad porque usan nombres falsos y cuando se comete un delito su persecución se dificulta.

En 2017 el jeque Shaikh Khalifa Bin Zayed Al Nahyan, gobernante de Emiratos Árabes Unidos, firmó una nueva ley que regula el trabajo doméstico y que incorpora disposiciones internacionales en la materia.

Prácticamente el personal que labora en el servicio doméstico es extranjero. De esta forma, para que puedan entrar y permanecer legalmente en el país, la contratación debe ser realizada a través de agencias laborales, llamadas Tadbeers y que para funcionar deben contar con certificación del Ministerio de Recursos Humanos y Emiratización.

Esta ley dispone que un contrato acreditado por el Ministerio de Recursos Humanos será firmado entre el patrón y la agencia de empleo, que establece la descripción del puesto de trabajo y las calificaciones del trabajador, así como las obligaciones del patrón. Este contrato también detalla las obligaciones financieras hacia el trabajador que viaja a los Emiratos Árabes Unidos, los honorarios del agente y el período requerido para traer al empleado.

Aunque presuntamente ya no se pueden retener documentos de los empleados domésticos, queda un registro del ingreso al país de estas personas y del domicilio en el que tienen autorizado prestar sus servicios. De esta forma, si el contrato se da por terminado, salvo que la persona encuentre otro trabajo de forma inmediata, debe abandonar Emiratos Árabes Unidos pues ya no existe razón legal para permanecer en el país.

La ley dispone que las disputas entre patrones y trabajadores son referidas al Ministerio de Recursos Humanos y Emiratización, que trata de resolver el asunto en un plazo de dos semanas. De no lograr una amigable composición, el caso es referido a los tribunales.

Pese a establecerse estos recursos y a quedar detallados derechos y obligaciones de ambas partes en los contratos de trabajo, personas del servicio doméstico suelen huir de las casas en que están contratados, muchas veces por maltrato. Pero quienes huyen quedan al margen de la ley lo que les dificulta poderse emplear en otro lugar y firmar contratos como de arrendamiento, de servicios o abrir y administrar cuentas bancarias.

En 2017, en una decisión sin precedentes, un tribunal en Sharjah condenó a dos nacionales de Sri Lanka contratadas en ese emirato en 2014 a compensar al patrón que los contrató por haber huido incumpliendo de esta forma el contrato.

El razonamiento seguido por el juez fue el siguiente: Para contratarlas, el patrón usó los servicios de una agencia de empleo local, para lo que tuvo que pagar gastos de reclutamiento, la expedición de las visas de las trabajadoras y los exámenes médicos. Conforme con lo invertido el tribunal ordenó a las empleadas a pagar cada una a su ex patrón 22,635 dírham, equivalentes a US$6,163.

Más información gulfnews.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net