Vacuna

 

Denuncias en Francia por muerte de personas por coágulos formados presumiblemente por vacuna AstraZeneca

La fiscalía francesa especializada en casos complejos derivados de productos de salud ha tomado la investigación iniciada en fiscalías locales respecto de la presunta responsabilidad de AstraZeneca en el fallecimiento de por lo menos tres personas que recibieron la vacuna COVID-19.

La investigación es para determinar si se configura el delito de homicidio culposo por la formación de coágulos pocos días después de que las personas reciben la vacuna creada por la farmacéutica británico-sueca que, recordemos, está siendo demandada por la Comisión Europea por incumplimiento de contrato en el suministro de dosis.

Estas investigaciones iniciaron en las fiscalías locales donde los decesos de los pacientes ocurrieron. El primero de ellos el de un joven estudiante de medicina de 26 años en Nantes que falleció el 18 de marzo por un coágulo que se formó días después de haber recibido la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca.

En Toulouse se hizo público un segundo caso de una trabajadora social de 38 años cuya salud se deterioró considerablemente poco después de haber recibido la vacuna.

“Primero acudimos a los fiscalías locales por razones de celeridad y para tener las autopsias y luego les pedimos que enviaran los archivos a París”, declaró a la agencia de noticias AFP Etienne Boittin el abogado que ha presentado las denuncias.

El abogado Boittin menciona que tiene 15 casos de personas que han fallecido posiblemente a consecuencia de la administración de la mencionada vacuna, todos menores de 55 años.

Las agencias de salud siguen manteniendo la aprobación a la vacuna AstraZeneca al sostener que los beneficios de su administración son mayores que los riesgos de contraer COVID-19, pero algunos países europeos están limitando su administración a mayores de 55 años. De momento Dinamarca es el único país que ha suspendido totalmente su administración, pese al retraso en el calendario de vacunación respecto de otros países.

En Francia la instrucción de no administrar esta vacuna a menores de 55 años fue dictada el mes pasado por la autoridad de salud Haute Autorité de Santé (HAS), que también instruyó que a menores de 55 años a los que se administró la primera dosis de AstraZeneca, se les administre la segunda dosis de una vacuna diferente.

La formación de coágulos que podría estar vinculada con la vacuna (no se ha establecido esta correspondencia), ha sido referida por la Organización Mundial de la Salud y las autoridades sanitarias de los diferentes países, pero la OMS ha mencionado que se trata de incidentes “muy escasos” frente a las 200 millones de personas que han recibido la vacuna.

En el Reino Unido, país en que esta vacuna se ha administrado preferentemente, la autoridad sanitaria estableció que no se administre a menores de 30 años. Hasta finales de marzo se habían registrado 79 personas con coágulos, de las que fallecieron 19, tres de las cuales entre 18 y 30 años. Estos casos se presentaron después de que 20 millones de personas habían sido inoculadas con la vacuna.

Todas las vacunas presentan efectos secundarios, pero los epidemiólogos sostienen que es preferible correr el riesgo de la vacuna que contraer la enfermedad para la que protegen. Sin embargo, la difusión de la noticia de los coágulos ha generado mucho desconcierto entre las personas reforzando las teorías antivacunas. Este tipo de denuncias como la presentada en Francia tampoco ayuda mucho a generar confianza en la inoculación que es necesaria para salir de la pandemia, lo que se ha hecho más que evidente con la crisis sanitaria actual que está viviendo la India.

Más información France24.com /bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net