Con el anuncio del mal funcionamiento del acelerador en algunos modelos de Toyota, un hombre, convicto por homicidio, podría ser liberado.

Se trata de un hombre de 32 años sentenciado tras el fatal accidente en el que su vehículo Camry de la marca Toyota, se impactó con otro automóvil, matando así los tres tripulantes, miembros de una familia.

El sujeto argumentó en su juicio en el 2006, que su vehículo aceleró sin motivo aparente, historia que no resultó verídica al jurado y por tal motivo lo condenaron a 8 años de prisión en donde se encuentra actualmente.

Pero tras el anuncio de Toyota del mal funcionamiento del pedal de aceleredor en algunos modelos, los abogados de este sujeto esperan ponerlo en libertad o al menos que se reduzca la sentencia al configurarse un delito diferente, ya que podría demostrarse que la situación mecánica por la cual el automóvil aceleró escapó del control del conductor.

Sin embargo, el modelo del automóvil en cuestión es anterior a los que Toyota está retirando por lo que podría suponerse que el mal funcionamiento no existía en ese modelo particular. Sin embargo los abogados están requiriendo un nuevo peritaje sobre las condiciones del vehículo. El peritaje que se hizo en su momento determinó que los frenos eran totalmente funcionales, aunque no se verificó el problema con el pedal del acelerador.

Fuente NY Daily News

 

www.miabogadoenlinea.net