Puño cerrado y mujer al fondo

 

Partido de oposición apela ante Consejo de Estado el retiro de Turquía del convenio contra violencia a mujeres

El principal partido de oposición en Turquía, el Republicano Popular, CHP, presentó ante el Consejo de Estado una apelación para que se reconsidere la salida de Turquía del Convenio de Estambul, un tratado multilateral europeo que presenta medidas en contra de la violencia hacia las mujeres.

El Convenio para prevenir y combatir la violencia contra la mujer y la violencia doméstica fue aprobado por el Comité de Ministros del Consejo de Europa el 7 de abril de 2011, abriéndose a firma el 11 de mayo de ese mismo año, coincidiendo con el período de sesiones del Comité de Ministros en Estambul. Entró en vigor el 1 de agosto de 2014 cuando se alcanzó el número de firmas requeridas.

El 19 de marzo de este año, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan firmó un decreto denunciado el tratado, es decir, retirando la ratificación que Turquía hizo del documento en su momento. Con este acto, el presidente Erdogan apoyó a quienes se oponen a la Convención porque dicen que apoya y facilita el divorcio y obliga a los estados a proteger a los integrantes de la comunidad LGBTQ. Así lo manifestó el vocero del gobierno turco, Fahrettin Altun, cuando explicó que la intención original de la Convención de Estambul de promover los derechos de la mujer había sido "secuestrada por un grupo de personas que intentaban normalizar la homosexualidad" y que era incompatible con los valores sociales y familiares de Turquía.

Desde luego que la denuncia del Convenio fue muy criticada por países Europeos, Estados Unidos y organizaciones que defienden los derechos de las mujeres ya que incluso con el Convenio en vigor, el poder judicial ha sido reacio a perseguir los delitos cometidos contra las mujeres, situación que ahora podría empeorar.

“Esperamos que el Consejo de Estado priorice [la apelación] y decida a favor de las mujeres y de Turquía”, declaró a los medios Özgür Özel, líder parlamentario del CHP.

La apelación se fundamenta, según se explicó a los medios, en tres bases. “Primero, pensamos que este [decreto presidencial] es nulo procedimentalmente y queremos que el Consejo de Estado lo registre. Segundo, estamos mostrando que este decreto es una clara infracción a la Constitución y querremos que el Consejo de Estado lo anule.” Esto porque se está haciendo el retiro de la Convención mediante un decreto presidencial mientras que la adhesión fue mediante un acto parlamentario.

La tercera base de la apelación asegura que el retiro del Convenio hace más difícil la lucha en contra de la violencia hacia las mujeres. “El Partido AK [Justicia y Desarrollo] está tratando de retirar a Turquía de la Convención aun cuando 88 mujeres fueron asesinadas tan solo en los primeros tres meses de este año”, aseguró el líder del CHP. “Defender la Convención de Estambul es defender la vida. Defender la Convención de Estambul es defender la imagen de la contemporánea República de Turquía en el mundo”, aseguró Özel.

El argumento legal parece sólido. Ya se verá si el Consejo de Estado, máximo tribunal en materia administrativa, así lo considera y, de ser así, qué tanta independencia tiene de la presidencia.

Más información hurriyetdailynews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net