Uniforme de policía

 

Demandan a policía en Colorado por uso excesivo de la fuerza al detener a mujer de 73 años con demencia

En una Corte de Distrito de los Estados Unidos en Colorado se presentó una demanda en contra de tres oficiales de policía de Loveland, en el condado de Larimer, por el uso excesivo de la fuerza en el arresto de una mujer de 73 años con demencia que salió de un supermercado sin haber pagado.

Se trata de la experiencia que vivió el año pasado Karen Garner, la mujer de 73 años con demencia que trató de salir de un Walmart con mercancía no pagada con valor de poco más de 13 dólares. Antes de salir, los empleados le quitaron las mercancías, pero como supuestamente le quitó el cubrebocas a uno de ellos, llamaron a la policía.

La demanda narra que afuera de la tienda fue interpelada por el oficial Austin Hopp. Como la mujer sufre demencia, respondió que iba a su casa por lo que el oficial la sujetó del brazo por la espalda, la llevó al piso presionando su rodilla sobre su espalda para luego levantarla y empujarla hacia el cofre de la patrulla mientras sujetaba su brazo por la espalda, en tanto ella repetía que iba a casa con mirada confundida.

Al auxilio del oficial Hopp llegó la oficial Daria Jalali y ambos usaron excesivamente la fuerza para esposar a Karen Garner lo que resultó en la fractura de un hueso del brazo y el dislocamiento del hombro. Un tercer oficial, el sargento Metzler, llegó a la escena, desactivó su cámara corporal y no presentó un informe sobre el arresto. La demanda expone que se negó atención médica durante 6 horas a la mujer, pese a las lesiones que había sufrido.

La demanda presenta como evidencia los videos de las cámaras de seguridad de Walmart y de las cámaras corporales de los oficiales, y, pese a que se presentaron quejas antes de la demanda, no ha sido sino hasta ahora que la fiscalía de Larimer, al norte de Denver, declaró que han iniciado una investigación sobre lo sucedido, pidiendo el auxilio del FBI y de la Oficina de la Fiscalía de los Estados Unidos para el Distrito de Colorado.

Este caso es semejante a muchos que se han dado a conocer sobre el uso excesivo de la fuerza por la policía para someter a presuntos responsables de delitos, la mayoría de ellos afroamericanos, aunque no es el caso de Karen Garner.

Así, mientras se daba a conocer el veredicto de culpabilidad al exoficial Derek Chauvin por el homicidio de George Floyd el año pasado, se conoció del caso de Ma'Khia Bryant, una adolescente de 16 años que en Columbus, Ohio, fue abatida a tiros por un policía porque supuestamente estaba amenazando a otra adolescente con un cuchillo.

Estos casos se suman a mucho otros en los que la reacción de la policía no es proporcional a la conducta del o la sospechosa y que resultan en fuertes lesiones o en la muerte de la persona. Si bien la gran proporción de víctimas pertenece a la comunidad afroamericana, no se limita a ella, lo que debe llevar a pensar que se trata de un problema generalizado en el que la policía está siendo entrenada para matar sin razonar mucho las circunstancias. Por supuesto que se trata de un tema que está siendo ya analizado y estudiado por especialistas, pero no está de más detenernos un momento a pensar si no es esto un reflejo de la forma en que estamos reaccionando como humanidad, con excesivo uso de violencia verbal y física a la menor provocación.

La demanda presentada por Karen Garner en contra de los policías, el Departamento de Policía y la ciudad de Loveland puede terminar en acuerdo antes de iniciar el proceso judicial porque ya el fiscal del condado de Larimer, Gordon P. McLaughlin, y la ciudad han anunciado el inicio de investigaciones de un caso que parece no dejarles mucho margen de actuación.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net