Sala judicial

 

Reprenden a juez que en Colorado usó palabra discriminatoria y manifestó opiniones políticas sobre comunidad afroamericana

Al publicar la desaprobación de la conducta de una juez, la Corte Suprema de Colorado hizo saber que la juez reprendida ha aceptado renunciar al cargo debido a los comentarios discriminatorios y políticos que hizo frente a algunos funcionarios de su tribunal en materia de color de piel.

Se trata de la juez Natalie T. Chase, de 43 años, de un juzgado en el condado de Arapahoe, vecino de Denver, Colorado, nombrada juez en 2014. Fue sometida a proceso disciplinario por quejas de algunos funcionarios judiciales sobre comentarios que hizo en materia de justicia racial y el uso de la palabra con N, que es clasificada como el mayor insulto que se puede decir a la comunidad afroamericana y que nunca debe ser pronunciada por personas ajenas a dicha comunidad. (La trascendencia del uso de esta palabra es explicada en el capítulo N-word del podcast Still Processing, de The New York Times).

Según obra en la Orden de Censura de la Corte Suprema de Colorado, la juez Chase, blanca, aceptó haber pronunciado la palabra con N varias veces frente a una mediadora familiar del tribunal, negra, cuando viajaban en el automóvil de la juez de regreso de un programa. La juez hizo varias preguntas al respecto como que por qué los afroamericanos podían usarla, pero no los blancos y si significaba lo mismo si se decía o se deletreaba. La mediadora declaró que el uso de la palabra por la juez fue “como una puñalada al corazón cada vez”.

“Usted reconoce que su uso de la palabra con N no promueve la confianza pública en el poder judicial y genera una apariencia de incorrección”, se lee en la decisión. “Aunque no fue dirigida a ninguna persona, decir la palabra con N tiene un significativo efecto negativo en la confianza pública sobre la integridad y respeto al poder judicial.”

Además de este episodio, oficiales de policía se quejaron de que la juez, usando la toga y desde la tribuna habló sobre el movimiento Black Lives Matter y la protesta de los jugadores afroamericanos de fútbol americano que se arrodillan durante el himno, diciendo que desaprueba la última conducta y degradando el movimiento BLM.

“Reconoce que también degradó la confianza en la imparcialidad del poder judicial al haber expresado sus opiniones sobre justicia penal, brutalidad policíaca, raza y sesgos raciales, específicamente mientras usaba la toga en áreas de trabajo de empleados del tribunal y desde la tribuna”, se lee en la Orden.

Como se menciona, la juez ha reconocido estas faltas y aceptó renunciar al cargo judicial, efectivo a partir del 31 de mayo por lo que ya se está buscando su reemplazo.

La juez Chase no es la única que ha sido reprendida o perdido su trabajo por conductas o expresiones inapropiadas. En Luisiana una juez de distrito renunció al cargo cuando se hicieron públicos una serie de mensajes en las que usó expresiones peyorativas en materia de color de piel. En Pennsylvania otro juez renunció por expresiones degradantes como el haber llamado “Aunt Jemima” a una integrante de un jurado. Esta frase se usa para referirse al estereotipo de las mujeres negras que trabajaban para familias de blancos.

Quienes no hemos vivido la situación de racismo que día a día viven comunidades como la LGBTQ, indígena o negra, quizá no tenemos el tacto suficiente al expresarnos. Eso no debe ser la excusa para mostrar falta de empatía y respeto a la dignidad de todos.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net