Imprimir
Ropa de bebé

 

Hospital del sistema de salud de Inglaterra declara que muerte de bebé de siete días pudo haber sido evitada

El fideicomiso de hospitales East Kent Hospitals Trust, en Inglaterra, aceptó responsabilidad por no haber proporcionado cuidados y tratamiento adecuados a una madre y a su recién nacido lo que resultó en la muerte del bebé, Harry Richford, a los siete días de nacido.

El East Kent Hospitals Trust pertenece al National Health Service de Inglaterra que es el sistema de salud universal para los residentes del país, que a su vez forma parte del National Health Services, NHS, del Reino Unido. El fideicomiso del Este de Kent es uno de los más grandes de Inglaterra con cinco hospitales y clínicas comunitarias que prestan atención a unas 695,000 personas.

En 2017 en el Hospital Reina Isabel, Reina Madre, ubicado en Margate, condado de Kent, se atendió el parto de emergencia de Sarah Richford. Su hijo Harry nació vivo y fue atendido en el hospital, pero siete días después del nacimiento falleció.

Tras el fallecimiento del niño, Tom y Sarah Richford pidieron varias veces que se investigara la atención que madre e hijo recibieron en el hospital hasta que, finalmente, la Care Quality Commission investigó los hechos, concluyendo en el 2020 en que existe más de una docena de temas de interés respecto del cuidado proporcionado a Sarah y Harry Richford en el hospital y que la muerte del bebé pudo haber sido evitada.

Entre las fallas se encontró que Sarah, pese a ser un parto de emergencia, fue atendida por un médico sustituto sin experiencia y que hubo demora en la atención a Harry al momento de nacer y procurar que respirara. Esta investigación fue realizada por el juez de instrucción Christopher Sutton-Mattocks, que criticó al fideicomiso de hospitales por haber declarado inicialmente que la muerte del bebé era “esperada” y que la investigación se hacía solo por la insistencia de la familia.

La Care Quality Commission es un organismo regulador independiente de Inglaterra que monitorea, inspecciona y regula los servicios de salud y sociales, haciendo públicos los resultados.

Otra investigación privada se está realizando después de haberse encontrado que en los últimos años han fallecido 15 bebés

Habiendo encontrado las fallas al servicio recibido por los Richford, el caso se presentó en el Tribunal de Magistrados de Folkestone, una ciudad costera en el Estrecho de Dover, donde este lunes los abogados del fideicomiso de hospitales declararon la responsabilidad por no haber proporcionado atención y tratamiento seguros a Harry y Sarah lo que resultó en un daño a Harry que pudo haber sido evitado.

Tras la declaración de responsabilidad, el juez de distrito Justin Barron explicó a la familia que lo que corresponde es la imposición de una multa, pero que tiene a su disposición la facultad de imponer una muy elevada.

Por su parte, la directora ejecutiva del fideicomiso de hospitales del Este de Kent, Susan Acott, declaró que “lamentamos profundamente haberles fallado a Harry, Sarah y a la familia Richford y nos disculpamos sin reservas por nuestras fallas en su cuidado".

“Aunque la vida de Harry fue corta, esperamos que haya hecho una diferencia y que no mueran otros bebés”, declaró Sarah Richford. La familia declaró en comunicado que el descenso de muerte de bebés en el 2020 es indicativo de que “con el enfoque, liderazgo y atención, las vidas de los bebés pueden ser salvadas.”

Se espera que se dicte sentencia el 18 de junio.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de freestocks-photos de Pixabay