En medio de una gran controversia, el Primer Ministro de Escocia, Alex Salmond, presentó una iniciativa de ley para realizar un referéndum doble sobre la extensión de facultades del Parlamento Escocés y respecto de la independencia de Escocia del Reino Unido.

El Reino Unido está conformado por cuatro naciones: Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte y Escocia, país que firmó en 1707 un Acta de Unión con Inglaterra manteniendo, sin embargo, su propio sistema jurídico y por tanto su personalidad jurídica.

Como parte de la Gran Bretaña, tiene poderes en común que recaen en el Primer Ministro, actualmente Gordon Brown y en el Parlamento británico con sede en Londres, Inglaterra. Pero como entidad jurídica diferenciada cuenta con poderes propios para su régimen interior que recaen en su Parlamento, que es unicameral, y en un Primer Ministro para los asuntos internos.

Asuntos como impuestos, relaciones internacionales, fuerzas armadas, medios de comunicación y seguridad social, son asuntos de competencia del Parlamento del Reino Unido, pero mediante la Ley de Escocia de 1998 se creó el Parlamento Escocés con facultades para el interior del país, recuperando así la independencia legislativa. Cabe señalar que la mencionada ley fue votada por referéndum popular.

Alex Salmond, líder del Partido Nacional Escocés, SNP por sus siglas en inglés, está a favor no solo de la ampliación de poderes del Parlamento Escocés sino de la independencia total de Escocia y al hacer el anunció del referéndum declaró que hará campaña para obtener el sí de la población.

El referéndum que se plantea en esta ley será en dos preguntas. La primera respecto de la ampliación de poderes del Parlamento Escocés y presentara dos opciones: ampliación de facultades en todas las materias, excepto seguridad nacional y asuntos internacionales y financieros y la segunda respecto de menores facultades.

La segunda pregunta será sobre si dichas facultades podrán ser ampliadas para permitirle al Parlamento lograr la total independencia de Escocia.

Los opositores al gobierno declararon que el referéndum es solo una cortina de humo del gobierno para distraerse de asuntos más importantes como la creación de empleos y dicen que votarán en el Parlamento en contra de la iniciativa para hacer la consulta popular.

Fuente BBC News

 

www.miabogadoenlinea.net