Embarazada

 

Congreso de Utah aprobó ley para que padres biológicos paguen la mitad de los gastos del embarazo y parto de sus hijos

El Congreso del estado de Utah, Estados Unidos, aprobó una ley que obliga a los padres a pagar la mitad de los gastos de embarazo y parto de sus hijos, en una disposición que ha sido calificada por su impulsor como provida.

Se trata de la Ley de Gastos Médicos Compartidos de Utah, que iniciará vigencia el 5 de mayo. Fue aprobada por legisladores republicanos y demócratas y obliga a los padres biológicos a pagar la mitad de costo mensual del seguro de las madres de sus hijos durante el embarazo y a compartir otros gastos como el parto.

La ley fue impulsada por el legislador Brady Brammer que opina que esta ley, sin mencionar el aborto, da una oportunidad a mamás y bebés. Sin embargo, ha llamado la atención porque ha puesto de manifiesto los altos costos que en Estados Unidos implica tener un hijo.

Según un estudio publicado en la revista Health Affairs, entre 2008 y 2015, el parto de una mujer asegurada ascendía a 4,500 dólares estadounidenses (¡más de 90,000 pesos mexicanos!). El costo para quienes no están aseguradas puede ser de casi 10,000 dólares.

Según cifras del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, las familias van a enfrentar gastos de 233,610 dólares por la crianza de un niño nacido en 2015, sin contar los gastos de universidad.

La nueva ley propone que, para desincentivar los abortos, que pueden costar menos de 1,000 dólares, los padres biológicos de las criaturas deben hacerse responsables no solo de los gastos de manutención, sino de los gastos que implican el embarazo y parto, aunque establece algunas excepciones.

Por ejemplo, si la madre quiere un aborto, el padre no está obligado a contribuir con la mitad del gasto, salvo que se trate de un aborto por caso de violación o porque la vida de la madre está en peligro, y si no se reconoce la paternidad, los pagos pueden diferirse hasta que se haya comprobado legalmente la paternidad.

Además se establece que los pagos no son automáticos y que de la misma manera que cuando se busca el pago de pensiones alimenticias, las madres deben pedir a las autoridades que pidan la asistencia del padre biológico.

La ley pretende aliviar la carga de las madres, partiendo del supuesto de que las mujeres que abortan lo hacen como respuesta a una situación difícil de problemas económicos y emocionales, pero los opositores señalan que hay otras formas en que se puede ayudar a las mujeres y que los legisladores han pasado de largo.

“La ampliación de Medicaid [el plan de salud para personas de bajos ingresos], una mejor cobertura de seguro, el acceso equitativo a la atención de la salud reproductiva y el permiso familiar remunerado son solo algunas de las formas en que los responsables de la formulación de políticas podrían hacer mucho más", declaró a NBC News Katrina Barker, vocera de la organización Planned Parenthood.

Previo a la aprobación de esta ley, los legisladores han presentado iniciativas para hacer más difícil el aborto, en lugar de ayudar en la crianza de los hijos. Así, hay una iniciativa para prohibir los abortos después de las 18 de semanas de la concepción, en las que se obliga a que la mujer reciba una plática en la que se desmotive la terminación del embarazo y tenga que esperar 72 horas antes del procedimiento.

Además, los legisladores aprobaron el año pasado una disposición según la cual automáticamente quedarían prohibidos todos los abortos en el estado si la Suprema Corte de los Estados Unidos revierte la decisión de 1973 que legalizó el aborto en el país. Se trata de una situación muy posible debido a la conformación conservadora del máximo tribunal de justicia que logró la administración Trump con el nombramiento de tres magistrados provida.

Pese a las críticas, la ley aprobada, la primera de su tipo, parece una buena opción para las mujeres.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It