Calculadora y hoja con cifras

 

Se desarrolla en Australia el caso en contra de una financiera que defraudó fondos de pensiones y que se sospecha ha fallecido

En Australia se está desarrollando un proceso civil en un tribunal federal en relación con el millonario fraude cometido con fondos de jubilación por la financiera Melissa Caddick, quien se presume muerta. Dentro de esta proceso los auditores provisionales han declarado que los inversionistas defraudados pueden tener acción legal en contra de los contadores que auditaron el fondo de inversión fraudulento.

Se trata de un complicado caso financiero en el que el organismo australiano de supervisión financiera, ASIC, Australian Securities and Investments Commission, ha renunciado de momento a perseguir las 38 acusaciones penales en contra de Melissa Caddick y enfocarse así en el caso civil para permitir que en menos tiempo se puedan vender los bienes incautados a la financiera y entregar el dinero defraudado a los inversionistas, más de 60 personas que invirtieron con ella sus fondos de jubilación.

Sin embargo, por lo complejo del caso y la forma en que Melissa Caddick creó cuentas a través de su empresa de servicios financieros Maliver para disponer fraudulentamente de los bienes, ASIC pidió al tribunal que se pospusieran los dos días de audiencias previstos a iniciar este 7 de abril, hasta junio para tener un plan más claro de venta de los activos incautados.

Melissa Caddick operó el esquema durante años, habiendo defraudado en total unos 23 millones de dólares australianos a sus inversionistas.

Si bien las autoridades pudieron encontrar cuentas con dinero, la mayoría del dinero que Caddick robó lo usó para sostener su estilo de vida. De esta forma, en noviembre de 2020, cuando a petición de ASIC la policía federal cateó su casa de 6.2 millones de dólares australianos, incautó diversos bienes como bolsos y ropa de marcas de lujo y joyas. ASIC, además, ordenó el congelamiento de cuentas y emitió orden de prohibición de abandonar el país.

Poco antes de que la policía federal llegara a su residencia, Melissa Caddick, de 49 años, huyó y desde entonces se encuentra desaparecida. Se presume que está muerta porque restos humanos encontrados en una solitaria playa de Nueva Gales del Sur parecen coincidir con su descripción. Sin embargo, el forense declaró que será hasta mediados de junio cuando pueda entregar un reporte al juez quien, en su caso, la declarará muerta posiblemente a finales de este año.

Pese a que oficialmente sigue desaparecida, esta semana el esposo y familiares de Caddick celebraron un funeral privado.

ASIC explicó a los inversionistas defraudados que cuando el caso sea escuchado en el tribunal, pedirá al juez que nombre a Bruce Gleeson y Daniel Soire, nombrados provisionalmente para liquidar el fondo, como síndicos para que tengan poderes para vender y disponer de los bienes incautados y regresar en el menor tiempo posible el dinero defraudado.

"El enfoque de ASIC tiene como objetivo lograr un reembolso a los inversores en un período de tiempo significativamente más corto que el que implica procesos separados de un liquidador designado para Maliver y un administrador de quiebras designado para el patrimonio de la señora Caddick", explicó ASIC a los inversionistas.

Por lo que se refiere a los procesos, penales, ASIC aseguró que al no tener noticia oficial de la muerte de la inversionista, tiene la facultad de perseguirlos cuando lo consideren pertinente.

De momento Bruce Gleeson y Daniel Soire han asegurado a los inversionistas que también podrían tener caso en contra de los contadores que auditaron el fondo de inversiones. Estos auditores también están siendo investigados.

Más información smh.com.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net