Mazo judicial y birrete

 

Aprovechando vacío legal de tratados que protegen a inversionistas en Países Bajos, se establecen empresas fantasma para demandar

El grupo de medios neerlandés NOS publicó una investigación respecto de las empresas que, aprovechando los tratados internacionales de inversión que los Países Bajos han firmado, establecen empresas fantasma para demandar a otros países.

Los 75 tratados en materia de inversión que Países Bajo ha firmado protegen a los inversionistas neerlandeses de la intervención de gobiernos extranjeros. Sin embargo, con una vaga definición de lo que debe entenderse por inversionistas, las empresas han establecido en ese país empresas que en realidad no son operativas para poder sacar ventaja de los mecanismos de arbitraje previstos en los tratados para ser compensados por gobiernos extranjeros.

De esta forma, la investigación de NOS revela que en los pasados cuatro años veintidós firmas extranjeras han sacado provecho de estos tratados y citan el caso de la empresa de energía india, Arka Energy, que en 2019 registró un domicilio en una oficina compartida en Ámsterdam para demandar a Albania. “Arka solo está registrado aquí. Nadie de esa empresa trabaja físicamente aquí”, declaró a NOS un empleado de las oficinas compartidas en Ámsterdam.

La investigación de NOS se basa en los estudios realizados por Bart-Jaap Verbeek de la Fundación de Investigación para Empresas Multinacionales (SOMO), quien dice que estas empresas se aprovechan de los mecanismos de arbitraje que están diseñados para proteger los inversionistas y que adjudican compensaciones mucho mayores.

En 2018 el investigador Verbeek presentó un informe en que se mostraba que alrededor de las tres cuartas partes de las reclamaciones 'neerlandesas' entre 1968 y 2016 provinieron de empresas fantasma. Los investigadores concluyeron que solo Estados Unidos es más popular que Países Bajos como país de origen para este tipo de reclamos contra otros gobiernos.

Otra empresa que se ha valido de estos tratados es el grupo de medios serbio United Group que desde 2013 ha establecido un puñado de empresas en Países Bajos, pero casi sin empleados porque la mayoría de sus operaciones las realizan en Serbia.

Por la “ventaja adicional” que la protección a inversionistas otorga, United Group ha estado litigando contra Serbia durante varios años. "Somos la última estación de televisión independiente allí. El gobierno serbio está tratando de frenar el crecimiento del grupo y sacarnos del mercado", declaró a NOS Karl Hanuska, vocero de la empresa.

Este vacío legal en los tratados internacionales ya ha llamado la atención del gobierno. Desde 2014 la entonces ministra de Comercio Exterior, Lilianne Ploumen, declaró que se debía acotar en estos documentos internacionales la definición de inversionista para terminar con el “abuso” que calificó de “muy indeseable. Su sucesora, Sigrid Kaag, de momento en el Ministerio, declaró que “el Ministerio intentará excluir de protección a las empresas fantasma”.

Para estos fines, el Ministerio de Comercio Exterior inició negociaciones con algunos de los países con quienes han firmado los tratados, como Ecuador, Argentina, Burkina Faso, Turquía, Emiratos Árabes Unidos e Irak, para ajustar la definición de inversionista. Sin embargo, esas negociaciones se detuvieron por las restricciones de viaje impuestas por la pandemia de COVID-19 y no se sabe cuándo podrán reanudar. Independientemente de lo anterior, se trata de negociaciones que llevan su tiempo por lo que no es previsible que la situación cambie en el corto plazo.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It