Billetes de euros

 

Aumenta el número de persona que en Países Bajos recurren las multas impuestas por incumplir medidas de sana distancia

En Países Bajos, el Ministerio Público ha reportado que el 30 por ciento de las personas que han sido multadas desde el año pasado por incumplir las medidas de confinamiento y distancia social han presentado recurso, cuando usualmente solo una de cada diez personas recurre las multas.

Según cifras que se han publicado, el año pasado la policía y otras autoridades multaron a 36,000 personas por haber incumplido las normas impuestas por el gobierno para tratar de evitar el contagio masivo de COVID-19. La mayoría de estas multas se impuso durante la primera mitad del año de tal forma que hacia finales del 2020 se impusieron considerablemente menos multas.

De los multados, tres de cada diez han recurrido la multa.

Es previsible que muchas de estas multas se reduzcan porque a mediados del verano el importe de esta sanción administrativa se redujo de 395 a 95 euros, después de que los parlamentarios fueron duramente criticados por lo elevado de la suma. Con esta reducción, además, la imposición de las multas no significa un registro automático de antecedentes penales como sucedía cuando la multa era más alta.

“Al principio, también había mucha incertidumbre sobre lo que estaba y no estaba permitido y las diferencias por región eran grandes”, declara el abogado Frank van Ardenne, representante de algunos quejosos.

Según el abogado Janbart Kalk, quien representa a otros de los recurrentes, es entendible que muchos de los multados, particularmente a principios de la pandemia, estén tomándose la molestia de presentar sus recursos.

“La lógica de las reglas es muy opaca para mucha gente”, declaró el abogado a Parool. “Puedes ir solo a visitar a tus padres, pero tus padres no pueden venir juntos a visitarte. Las personas tienen la sensación de que las reglas están en el límite de la arbitrariedad y por eso no están de acuerdo si son multadas”.

Según Parool, vale la pena recurrir las multas porque muchas de ellas terminan siendo anuladas por situaciones de legalidad como que los policías no emitieron primero una advertencia formal.

Las multas pueden ser recurridas porque pese a que la crisis epidemiológica continúa, los tribunales del poder judicial ya no están cerrados como ocurrió durante la primera mitad del año pasado cuando solo se escuchaban casos en los que los términos legales estaban por vencer o que eran urgentes.

Aunque las reglas aprobadas en Países Bajos en la pandemia son estrictas comparadas con la situación en México, no lo eran tanto comparado con otros países vecinos como Alemania. Sin embargo, a principios de este año el gobierno consideró necesario imponer un toque de queda nocturno lo que ocasionó mucho malestar entre ciertos sectores de la población.

El toque de queda, el primero impuesto desde la Segunda Guerra Mundial, fue suspendido por un tribunal en La Haya al concluir que la medida no tenía un adecuado fundamento legal.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net