Imprimir
Puño

 

Se presentan demandas en Xinjiang en contra de Adrian Zenz por difundir rumores sobre trabajos forzados

Sin precisar cuántas, se ha reportado esta semana que varios individuos y empresas han presentado demandas en China en contra del investigador alemán Adrian Zenz por difundir rumores sobre Xinjiang lo que les ha ocasionado pérdidas económicas.

Las demandas, respaldadas según Bloomberg por el Ministerio de Asuntos Exteriores de China, se refieren a la XUAR, Región Autónoma Uigur de Xinjiang, en el noreste de China, en donde vive la minoría étnica musulmana uigur, quienes según reportes de Zenz y de otras instituciones y organismos internacionales como la misma ONU, se han cometido repetidos actos de desplazamiento hacia “campos de reeducación”, trabajos forzados e incluso de genocidio según lo ha declarado el gobierno de los Estados Unidos y el Parlamento de Países Bajos.

Uno de estos reportes se publicó en 2020 por el Australian Strategic Policy Institute, en el que declaran que “más de 80,000 uigures fueron trasladados fuera de Xinjiang para trabajar en fábricas en todo China entre 2017 y 2019 y algunos de ellos fueron enviados directamente de campos de detención.”

“Bajo condiciones que fuertemente sugieren trabajo forzado, los uigures están trabajando en fábricas que están en cadenas de producción de por lo menos 82 marcas globales bien reconocidas en los sectores de tecnología, ropa y automotriz”, señala el reporte bajo el cual en febrero la Asociación de Uigures en Francia, demandó a Nike por prácticas comerciales engañosas y complicidad en la ocultación del trabajo forzoso, acusándola de emplear trabajo forzado de uigures.

Pese a esta multiplicidad de reportes, las demandas en China se centran exclusivamente en Adrian Zenz, antropólogo cristiano investigador de la Fundación Conmemorativa de las Víctimas del Comunismo, una organización sin fines de lucro anticomunista en los Estados Unidos, autorizada por una ley del Congreso en 1993 con el propósito de "educar a los estadounidenses sobre la ideología, la historia y el legado del comunismo".

Conforme con información de Global Times, las demandas se han presentado en el tribunal popular de Xinjiang por parte de individuos y empresas que por los rumores que sobre trabajo forzado ha esparcido Zenz han perdido oportunidades económicas por lo que exigen del investigador una disculpa pública y compensación por los daños causados.

Conforme con la prensa china, las falsas investigaciones académicas y los reportes sensacionalistas que Zenz ha publicado en redes sociales en los últimos años han sido republicados por la prensa occidental lo que ha llevado al desprestigio de la provincia de Xinjiang de tal forma que algunos países y empresas han reducido o incluso detenido la compra de algodón y de productos de algodón ocasionando a los agricultores y a las empresas procesadoras de algodón en Xinjiang graves daños económicos.

Citado por Bloomberg, desde su casa en los Estados Unidos, Adrian Zenz respondió a esta información que las demandas pueden llevar más atención a los temas que ha reportado. “De hecho, sería una buena oportunidad para analizar el tema en detalle y la evidencia en detalle, porque la evidencia es realmente sólida".

¿Medias verdades, mentiras o verdades completas? Aunque los reportes de Zenz están respaldados por otras instituciones, no perdamos de vista tampoco que mucha de la información que nos llega pasa por filtros que tienen importantes agendas económicas y sociales.

Más información globaltimes.cn /Bloomberg.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net