Lobo

 

Suprema Corte de Noruega realiza audiencias en el caso sobre la legalidad de la cacería de lobos

El 3 de marzo iniciaron las audiencias en la Suprema Corte de Justicia de Noruega respecto de la cacería de lobos en un proceso de apelación presentado por el estado por la victoria otorgada a los demandantes, World Wild Fund for Nature, WWF, que calificó de ilegal la cacería de estos animales en 2017.

Noruega ha establecido zonas protegidas donde está prohibido cazar lobos, pero se permite la cacería en los condados de Østfold, Oslo, Akershus y Hedmark. En noviembre de 2017 WWF presentó una demanda en la Corte de Distrito de Oslo en contra del estado bajo el argumento de que permitir la cacería de lobos fuera de las áreas protegidas es violatoria de la Ley de Diversidad Natural y de la Convención de Berna. WWF sostiene que los lobos están completamente protegidos en la lista de Noruega de especies “en peligro crítico” por lo que no hay cabida a excepciones.

En este proceso el juez ordenó como medida precautoria el cese de la cacería de estos animales en tanto se revisaba el fondo del asunto.

En instancia de apelación, el tribunal falló a favor de WWF al concluir que dos de tres medidas que permitieron la cacería de lobos en 2017 fueron ilegales. Pero la cacería de lobos de 2017 no es la única y WWF sostiene que cacerías en otros años, como en 2018 cuando los cazadores mataron dos manadas completas en Hedmark, también son ilegales.

El que el caso haya llegado a la Suprema Corte es importante porque se podrían establecer los lineamientos generales para la cacería de estos animales, de tal forma que los protectores no tengan que estar combatiendo legalmente año con año los permisos que el gobierno concede para cazar lobos. Esto tomando en cuenta de que el gobierno no vuelva a actuar como lo hizo la Noche Vieja de 2019 cuando el Ministerio de Clima y Medioambiente autorizó la matanza de lobos en Letjenna, publicando la decisión poco antes de que iniciara la temporada con 30 cazadores matando más de cuatro lobos durante las primeras horas de 1 de enero de 2020. Organizaciones acusan que la publicación se hizo de esta manera para evitar que se pudiera solicitar a los tribunales ordenes precautorias.

Frente a los grupos que protegen el medioambiente y “el simple derecho de la naturaleza de existir”, como lo planteó ante la Suprema Corte Karoline Andaur de WWF, está el estado respaldado por la asociación noruega de agricultores, Norges Bondelag, las asociaciones de propietarios de bosques, Skogeierforbundet, y, por supuesto, la asociación de caza y pesca, Norges Jeger- og Fiskerforbund.

La cacería de lobos es un importante tema social en Noruega y uno que divide las opiniones de tal forma que el líder de un partido político, Senterpartiet, al declarar que quisiera que se mataran a todos los lobos en Noruega, ganó mucho impulso para su plataforma política.

Sobre la cacería de lobos y lo que las comunidades rurales enfrentan con la presencia de estos animales, en diciembre se estrenó un documental realizado por Kyrre Lien que lleva por título Los lobos que dividen Noruega.

Habrá qué esperar la resolución del máximo tribunal para saber si se refuerza la protección a los lobos o si se valida la política del gobierno de Erna Solberg.

Más información newsinenglish.no /wilderness-society.org/ theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net