Vacuna

 

Yakarta, Indonesia, anuncia que podrá sancionar hasta con multas a quienes no acepten ser vacunados contra el COVID-19

Con fundamento en una orden presidencial, el vicegobernador de Yakarta, Indonesia, Ahmad Riza Patria, anunció que esa ciudad capital sancionará a quienes rehúsen la vacuna en contra del COVID-19 llegando incluso a imponer multas de hasta 5 millones de rupias, equivalentes a 357 dólares estadunidenses.

Sancionar a quienes no se vacunen no es una tendencia generalizada en Indonesia. El mes pasado la presidencia publicó una orden en la que permiten que cada demarcación territorial tome la decisión de imponer sanciones a quienes no acepten recibir la vacuna. Estas sanciones pueden ser negar la ayuda social, servicios gubernamentales o la imposición de multas.

Con la avalancha de noticias de quienes aseguran que el COVID-19 no existe y que la vacuna es el medio para implantar un chip a los habitantes del mundo para que los gobiernos nos controlen, entre otros, muchos habitantes de Indonesia, como en otros países, están rechazando la vacuna. En ese país mayoritariamente musulmán hay que sumar temores sobre si la vacuna es halal, es decir, elaborada conforme con los preceptos religiosos, y si vacunarse es un acto aceptado por el islam.

Según cifras recientes, Yakarta es hogar de 10.77 millones de personas. Los datos del 18 de febrero indicaban que de 1,252,685 de casos registrados en todo Indonesia, 321,111 se han presentado en Yakarta, donde se han registrado 5,044 muertes de las casi 34,000 muertes registradas en todo el país.

El plan del gobierno es inocular en los siguientes 15 meses a 181.5 millones de personas, de los 270 millones de habitantes. El programa de vacunación empezó el mes pasado.

“Las sanciones son nuestro último recurso para alentar la participación de las personas”, declaró sobre el programa de vacunación el ministro de Salud, Siti Nadia Tarmizi. “El objetivo de 181.5 millones de personas es inmenso.”

Mientras otras regiones han anunciado que no impondrán sanciones a quienes rechacen la vacuna, el vicegobernador de Yakarta dijo que esa ciudad procederá a penalizar a quienes no colaboren, aunque es el último recurso.

“Si la rechazas, hay dos cosas, no te darán ayuda social [y una] multa,” declaró Ahmad Riza Patria sobre la decisión que han tomado.

Conforme con una encuesta publicada en diciembre por la encuestadora Saiful Mujani Research and Consulting, el 37 por ciento de los 1,202 entrevistados están dispuestos a vacunarse, el 40 por ciento está indeciso y el 17 por ciento rechaza la vacuna. Son cifras más o menos semejantes a las que se están reportando en este sentido en otras partes del mundo.

Los gobiernos planean inocular a por lo menos el 70 por ciento de la población con la esperanza de crear una inmunidad de rebaño. Epidemiólogos, sin embargo, han advertido que alcanzar esta cifra es muy difícil porque del esquema de vacunación se deben excluir niños, personas con ciertas enfermedades, embarazadas, además de quienes no desean vacunarse. Por ello los expertos advierten que no debemos confiar solo en la vacunación para tratar de poner fin al virus, sino en seguir con las medidas de sana distancia, lavado de manos frecuente, protección de nariz y boca, etc.

Imponer sanciones a quienes no cooperen, sin embargo, puede no ser la mejor forma pues de lograr la meta de la vacunación, pues como ha denunciado Amnistía Internacional, puede tratarse de una decisión violatoria de derechos humanos.

Más información arabnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net