Cuchillo

 

Por haber compartido imágenes de violencia en su perfil de Twitter, Marine Le Pen enfrenta proceso en Francia

Ayer se celebró audiencia del juicio que ante un tribunal penal de Nanterre, Francia, se verifica en contra de la política de extrema derecha candidata a la presidencia de Francia en 2017 (y posible opositora de Emanuel Macron en las elecciones del próximo año), Marine Le Pen, por haber publicado en su cuenta de Twitter fotografías de una decapitación.

La publicación de las imágenes que causaron conmoción fue en 2015 y la política declaró que eran la respuesta a un periodista que comparó su partido político, entonces Frente Nacional, al Estado Islámico. En la fotografía en la que se mostraba la decapitación del periodista estadunidense James Foley, escribió “Esto es Dáesh”, nombre árabe del Estado Islámico. Otra imagen mostraba a un hombre prendido en fuego dentro de una jaula y una tercera imagen a un hombre atropellado por un tanque.

Durante la audiencia del miércoles, la fiscalía confirmó que Marine Le Pen, de 52 años, y Gilbert Collard, europarlamentario del Frente Nacional, están siendo procesados por “circular violentos mensajes que incitan el terrorismo o pornografía o lesionan gravemente la dignidad humana y que pueden ser vistas por un menor de edad.” Se trata de un delito que es castigado con hasta tres años de prisión y multa de hasta 75,000 euros.

El proceso estaba previsto para iniciar en 2019, pero la defensa pidió que se pospusiera. En el 2020 fue pospuesto una segunda vez debido a la pandemia de COVID-19.

Para Marine Le Pen este es un proceso que tiene connotación política y señala que ella ejerció su derecho a la libertad de expresión.

“Marine Le Pen no tenía intención, ni siquiera conciencia, de estar poniendo en peligro a un menor”, declaró a la agencia noticiosa AFP su abogado, David Dassa-Le Deist. “Ella estaba dando respuesta a un ataque, a una provocación, de un periodista”, dijo en referencia a la comparación que Jean-Jacques Bourdin hizo de su partido con el Estado Islámico.

Una de las políticas que Marine Le Pen y su partido, actualmente Agrupación Nacional, defienden es la limitación a la inmigración y la comparación de los inmigrantes con agrupaciones violentas como el Estado Islámico.

Marine Le Pen ganó en segunda vuelta un escaño en la Asamblea Nacional en 2017, año en que renunció a su escaño en el Parlamento Europeo. Su paso por el Parlamento Europeo tampoco estuvo exento de problemas pues en junio de 2018 el Tribunal General de la Unión ratificó una decisión del Parlamento Europeo que le pide que reembolse casi 300,000 euros por los servicios pagados a una asistente personal de la política de quien no demostró suficientemente que hubiese prestado sus servicios respecto de la labor parlamentaria, ni que haya residido en Bruselas. Se trata de una controversia que se sigue litigando.

Es muy probable que Marine Le Pen vuelva a contender como candidata para la presidencia de Francia en el proceso electoral previsto para el 2022. Una encuesta de hace un par de semanas la daba incluso por ganadora, superando al presidente Emanuel Macron. Esta competencia por la silla presidencial podría explicar las declaraciones recientes del presidente francés que hacen guiño a la derecha, como el fortalecimiento del secularismo o la acusación a las universidades estadunidenses de propagar ideas que son contrarias a la forma de vida y cultura francesa.

Más información euronews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net