Computadora

 

Juez en Londres sentencia a quien escribió una crítica negativa a un despacho de abogados por ser difamatoria

El juez master David Cook del Tribunal Superior de Londres, condenó esta semana a una persona que escribió una critica negativa a un despacho de abogados, a indemnizar a la firma con 25,000 libras esterlinas por considerar que se trata de discurso difamatorio.

Este polémico caso se refiere a Philip James Waymouth quien contrató vía Internet los servicios de asesoría del despacho Summerfield Browne, pagando una tarifa de 200 libras esterlinas. Insatisfecho con el resultado de la asesoría, en el sitio danés de calificaciones de servicios TrustPilot escribió su inconformidad con el servicio recibido diciendo que se trataba de “otro abogado estafador”.

En su crítica escribió: “Pagué por anticipado por una evaluación legal de mi caso. Pero lo que recibí fue solo la información que les mandé, reescrita y enviada de regreso.”

Como su crítica negativa generó malestar en la firma Summerfield Browne, les ofreció retirarla si le regresaban las 200 libras esterlinas más impuestos que había pagado, pero la firma no respondió directamente y en su lugar presentaron la demanda por difamación.

En esta acción ante el tribunal, los abogados de Summerfield Browne expusieron que a partir de esa reseña que contiene afirmaciones falsas y difamatorias, las solicitudes de asesoría a su firma disminuyeron lo que les generó daños financieros.

Ante el juez Cook expusieron que Philip James Waymouth no usó los servicios de presentación de quejas del despacho antes de escribir la crítica negativa por lo que no tuvieron oportunidad de resolver directamente el conflicto.

En el proceso incoado en su contra, Philip James Waymouth no nombró representante legal ni se presentó a la audiencia en línea. Por tal motivo el juez solo pudo tomar en cuenta los hechos presentados por el despacho de abogados. Así, concluyó que el quejoso “no articuló plenamente” en qué consistía su queja por lo que sus palabras equivalen a difamatorias.

Considerando que “está más allá de toda controversia” que las palabras de la reseña del servicio “tenían una clara tendencia a desanimar a la gente de involucrarse con la empresa demandante”, el juez condenó a Waymouth a pagar la compensación de 25,000 libras esterlinas. Se trata de una decisión que puede ser apelada.

Esta situación ha generado mucha polémica y varios usuarios está usando TrustPilot para manifestar apoyo a Waymouth.

El caso recuerda la demanda que por difamación presentó el año pasado un hotel tailandés en contra de un huésped que en TripAdvisor escribió también una crítica negativa. Ese caso fue muy mediático probablemente porque en Tailandia la difamación es un delito y el quejoso estuvo detenido una noche y enfrentaba una pena de prisión. Ambas situaciones, sin embargo, se relacionan con la línea que divide la libertad de expresión y el discurso de calumnia y de difamación; una línea que con las redes sociales se está volviendo muy difusa con usuarios suponiendo que pueden escribir lo que sea, aunque no sea del todo (o nada) cierto.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net