Panela y agua de panela

 

Productores colombianos se oponen al otorgamiento de patente de producción similar al de la tradicional panela

Pequeños y grandes productores colombianos de panela, piloncillo, están combatiendo la solicitud presentada en Colombia por Jorge González Ulloa para patentar un método muy similar a la producción de panela en un producto que ha bautizado como Policane.

La panela, conocida en México como piloncillo, se obtiene poniendo a hervir el jugo fresco de la caña de azúcar lo que resulta en azúcar sólido con sabor a caramelo. Se trata de un producto que se consume en América Latina desde los tiempos de la Colonia, así como en India y Pakistán. Sin embargo, en Colombia su uso es muy extendido de tal forma que los productores están organizados en una federación sin ánimo de lucro llamada FEDEPANELA.

Jorge González Ulloa, quien según reportaje de The New York Times es accionista de una de las empresas azucareras más grande de Colombia, patentó en Estados Unidos un método para obtener azúcar no refinada con altos niveles de policosanol, es decir, de los alcoholes encontrados en la cera de la caña de azúcar que supuestamente reducen los niveles de colesterol.

Recordemos que la patente es un título de propiedad otorgado por el estado, que da a su titular el derecho de explotar e impedir temporalmente a otros la fabricación, venta o utilización comercial de la invención protegida.

El método que ya está patentado por González Ulloa en Estados Unidos tiene como resultado “un producto de consumo que reduce el colesterol a un costo tan bajo que podría estar fácilmente disponible para todas las personas, en particular para los millones de personas que actualmente no tienen los medios económicos para pagar medicamentos farmacéuticos existentes.”

El método patentado difiere en muy poco del método tradicional para hacer panela y su diferencia principal es que el jugo de la caña de azúcar se calienta a una temperatura más baja.

Según se reporta, González Ulloa ha presentado solicitud para patentar este método de producción en Colombia, Ecuador, Nicaragua, Costa Rica, Cuba, China, Australia y la Unión Europea, lo que ha preocupado, y con mucha razón, a los productores tradicionales de panela en Colombia que en años recientes han aumentado las exportaciones de su producto a Estados Unidos y la Unión Europea, en buena parte porque se ha difundido la noticia de que es un producto saludable, debido a estudios que, sin embargo, no han sido totalmente comprobados. Los nutricionistas parecen coincidir en que su consumo es menos nocivo que el consumo de azúcar refinada.

La gran pregunta que todos se hacen es cómo un método de producción ancestral de un producto bien conocido escapó al conocimiento de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos para haber otorgado la protección de una patente a González Ulloa y a su producto.

“Esto nos refiere a una de las debilidades de las prácticas de examen de patentes”, declaró a The New York Times sobre el tema el profesor de Derecho Polk Wagner, de la Universidad de Pennsylvania. El profesor explicó que quienes revisan las solicitudes son buenos encontrando referencias a tecnologías existentes que han sido publicadas en los Estados Unidos, “pero menos en países extranjeros, particularmente donde el idioma es diferente.”

Es de esperarse que la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia, órgano que otorga las patentes en ese país, se oponga al registro de un producto que millones de colombianos y latinoamericanos consumen diariamente y que es la fuente de energía y calorías para muchas personas de bajos ingresos que realizan arduo trabajo físico, quienes disuelven un poco de panela en agua para recuperar la energía en una bebida fresca, mucho menos perjudicial que un trago de Coca-Cola.

Más información nytimes.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de colombia.gastronomia.com