Uniforme de policía

 

Corte de Derechos Humanos de Europa concluye que autoridades de Serbia torturaron a detenido por posesión de marihuana

La Corte Europea de Derechos Humanos concluyó este miércoles que Serbia debe compensar a un nacional que, al ser detenido por la policía por posesión de marihuana, fue golpeado para obtener una confesión, infringiendo su derecho a no sufrir tortura ni penas o tratos inhumanos o degradantes.

El caso se remonta al 10 de enero de 2014 cuando Aleksandar Zličić, ciudadano serbio nacido en 1981, fue detenido por la policía serbia en la ciudad de Novi Sad cuando estaba sentado en una banca al aire libre con un amigo. Según las declaraciones de este hombre, la policía le preguntó si era el propietario de una bolsa de plástico, que luego se conoció que tenía cannabis, y lo arrestó.

Aleksandar Zličić declara que en la estación de policía fue desnudado, golpeado y amenazado para que firmara el certificado de decomiso de la droga, lo que él hizo por la presión. Las autoridades negaron haberlo golpeado y declararon haber obtenido la firma siguiendo el procedimiento de ley, pero al día siguiente del arresto Zličić pidió una evaluación médica en la que quedó constancia de que tenía varios golpes.

Aunque presentó la denuncia por los tratos inhumanos recibidos mientras estuvo en detención, y su novia, amigo y familiares declararon, la queja fue negada dos veces y el documento que firmó en el que constaba su culpabilidad fue aceptado por el tribunal penal que lo procesó y condenó a tres meses de prisión suspendida por la posesión de marihuana.

En septiembre de 2019 Aleksandar Zličić decidió iniciar acciones civiles para exigir el resarcimiento de los daños por los abusos sufridos a manos de los policías y la condena basada en un documento obtenido por coerción.

En primera instancia sus argumentos fueron aceptados y el tribunal condenó a las autoridades a pagar el equivalente de 670 euros por el dolor y sufrimiento ocasionado, 835 euros por el temor que le hicieron padecer y 605 euros en costos. Esta indemnización fue reducida en apelación, pero se sostuvo la responsabilidad de las autoridades.

Aleksandar Zličić llevó el caso a la Corte Europea de Derechos Humanos alegando infracción a los Artículos 3, 13 y 6 del Convenio Europeo de los Derechos Humanos que prohíben la tortura y conceden los derechos a un recurso efectivo y un proceso equitativo.

El tribunal de Europa concluyó que las autoridades serbias cometieron actos de tortura lo que quedó aceptado por los tribunales civiles que tomaron en consideración los testimonios y certificado médico presentado sobre las lesiones. Además, notaron que las autoridades no explicaron suficientemente cómo Zličić había sido lesionado. Sin embargo, el monto adjudicado de reparaciones no es suficiente porque no se investigó la actuación de la policía respecto de la lesiones y no reaccionaron correctamente a la denuncia de tortura.

El tribunal, sin embargo, concluyó que los otros dos derechos alegados no habían sido violentados por la actuación de las autoridades porque el documento firmado no fue significativo al momento de dictarse sentencia y el acusado tuvo oportunidades para recurrir la sentencia.

De esta forma, se sentencia a Serbia a indemnizar a Aleksandar Zličić con 2,700 euros por los daños no pecuniarios y 4,000 euros por gastos y costos.

Más información echr.coe.int/

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net