Vacuna

 

Unión Europea, e Italia particularmente, anuncian acciones por incumplimiento de entrega de dosis pactadas de vacunas

No solo Italia podría emprender acciones legales por incumplimiento de contrato en contra de Pfizer-BioNtech por el anuncio de que no entregará la cantidad de vacunas acordadas. Este lunes la Unión Europea se manifestó también por la falta de cumplimiento de contrato, este con AstraZeneca por el desarrollo de la vacuna contra el COVID-19 junto con la Universidad de Oxford.

En Italia el primer ministro italiano Giuseppe Conte, que sobrevivió por escaso margen un voto de confidencia el 13 de enero y que esta semana podría verse presionado a renunciar por un voto en el Senado, anunció el fin de semana que emprendería acciones legales en contra de Pfizer-BioNtech tras el anuncio del laboratorio de que reduciría temporalmente el suministro de las vacunas contra el COVID-19 por la adecuación que realizará a una de sus plantas en Bélgica, lo que significa que no cumplirá con la entrega pactada de las dosis de la vacuna lo que retrasará aún más el esquema de vacunación en ese país.

La reducción de las dosis afecta a los 27 países de la Unión Europea que ya van retrasados en el esquema de vacunación respecto de países como el Reino Unido e Israel. La Unión Europea ha firmado contrato para comprar dos mil millones de dosis de seis vacunas, aunque de momento la Agencia Europea del Medicamento (EMA) solo ha autorizado las vacunas de Pfizer-BioNtech y de Moderna.

La autorización a la vacuna desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, es esperada esta semana. Se trata de una vacuna que ya fue aprobada en México, Argentina, la India, Reino Unidos, y en otros países.

Sin embargo, AstraZeneca también anunció que no alcanzará a cumplir con los volúmenes de vacunas inicialmente acordados con la Comisión Europea debido a una caída en el rendimiento de una de sus plantas de fabricación.

A este anunció, el lunes la comisionada de Salud de la Unión Europea Stella Kyriakides respondió que “la Unión Europea tomará cualquier acción necesaria para proteger a sus ciudadanos y sus derechos”. En apoyo a la comisionada se manifestaron varios países, como Alemania desde donde el ministro de Salud, Jens Spahn, dijo que la Unión debe saber las vacunas que se están exportando. “Solo así podremos entender si nuestros contratos de la Unión Europea con los productores se están cumpliendo de manera justa. La obligación de obtener la aprobación para las exportaciones de vacunas a nivel de la Unión Europea cobra sentido".

El mismo lunes la presidente de Unión Europea, Ursula von der Leyen, se comunicó con el presidente de AstraZeneca, Pascal Soriot. “Ella dejó en claro que espera que AstraZeneca cumpla con sus obligaciones contractuales previstos en el acuerdo de compra anticipada”, declaró sobre esta llamada el vocero Eric Mamer. “Le recordó al señor Soriot que la Unión Europea ha invertido significativas cantidades en la compañía desde el principio precisamente para garantizar que la producción aumente incluso antes de que la Agencia Europea de Medicamentos otorgue la autorización que es condición para el mercado".

Por su parte, Astra Zenaca respondió mediante comunicado que la empresa “está haciendo todo lo posible para entregar su vacuna a millones de europeos lo más pronto posible.”

El retraso en las vacunas es un tema de primordial importancia porque los europeos empiezan a desesperarse por las estrictas restricciones a sus libertades. Así, durante el fin de semana se presentaron serios disturbios sociales en varias ciudades de Países Bajos por personas que se oponen al toque de queda vigente desde el sábado, el primero que se impone en ese país después de la Segunda Guerra Mundial.

Más información ansa.it /apnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net