Anthony Levandowski

 

Donald Trump otorgó el perdón a Anthony Levandowski sentenciado por robo de secretos industriales a Google

El último día del mandato de Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos, otorgó a 73 personas el perdón presidencial anulando o conmutando sus sentencias penales. Los indultos más publicados fueron los otorgados a su aliado Steve Bannon y al cantante Lil Wayne, pero en la lista también están los nombres de un amigo de su yerno y del ingeniero que robó información a Google.

Se trata de Anthony Levandowski, un brillante ingeniero que trabajó en Google de 2009 a 2016 en el proyecto Waymo de automóviles autónomos. Durante este tiempo, Levandowski fundó una la empresa Tyto Lidar desde la cual estuvo tratando de vender la tecnología desarrollada en Waymo a varias empresas, entre ellas Uber. Con su salida de Google esta empresa se transformó en Otto y fue adquirida por Uber. En febrero de 2017 Google presentó una demanda en contra de Uber por el robo de información en la que señalaron a Levandowski como el responsable de haber descargado los más de 14,000 archivos con información confidencial.

La demanda entre Google y Uber terminó con un acuerdo en el que Uber aceptó pagar a Google unos 244 millones de dólares e hizo la promesa de no usar ningún hardware ni software derivado de Waymo. En diciembre de 2020 Uber finalmente desistió de este proyecto y vendió su división para el desarrollo de automóviles autónomos.

Por la venta de secretos industriales, que el juez federal de Distrito de los Estados Unidos en San Francisco, William Alsup, calificó de “el mayor delito de venta de secretos industriales que haya visto”, fue sentenciado en agosto de 2020 a 18 meses de prisión.

Citando otra declaración del juez Alsup en la que dijo que Levandowski es “un ingeniero brillante y pionero que nuestro país necesita", la Oficina de la Presidencia de los Estados Unidos justificó el otorgamiento del perdón o indulto, agregando que Levandowski “ha pagado un precio significativo por sus acciones y planea dedicar sus talentos para promover el bien público.”

De los 18 meses de prisión, este ingeniero no pisó siquiera la prisión pues la prestación de la sentencia se fue aplazando para evitar el contagio por COVID-19. Podría pensarse que su castigo será el ostracismo en Silicon Valley, pero en este mundo que es movido por el dinero y la codicia tal vez muchos estén dispuestos a hacer negocios con la mente de Levandowski y su delito pasará a ser solo una anécdota.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de ntdv.com