Logos de redes sociales

 

Por falta de cumplimiento a ley interna, se prohíbe a los turcos comprar espacio publicitario en Twitter y Pinterest

A partir de este 19 de enero las empresas que tengan operaciones en Turquía no pueden contratar espacio publicitario en las plataformas de Twitter, Pinterest y Periscope debido a que estas empresas han incumplido con la ley al no haber nombrado un representante en Turquía.

En octubre 2020 se publicó una nueva ley que regula las plataformas sociales en las que se establecen varias obligaciones para que funcionen en el país. Una de ellas es que las plataformas que tengan más de un millón de visitas al día en Turquía deben nombrar un representante en el país.

Hasta el momento Facebook, LinkedIn, YouTube, TikTok, VK y DailyMotion han cumplido con la disposición y ya nombraron un representante en el país, pero Twitter, Pinterest y Periscope no lo han hecho por lo que han estado siendo sancionadas.

Durante las dos primeras fases de cumplimiento de la ley, las empresas han sido multadas con 40 millones de liras turcas, equivalentes a unos 5.43 millones de dólares estadunidenses. Si contratan a un representante, el 75 por ciento del monto de las multas se dispensa.

La tercera fase implica la prohibición a la contratación de publicidad en estas plataformas. Las cuarta y quinta fases implica una limitación al ancho de banda primero en 50 por ciento y luego en 90 por ciento.

La prohibición de contratar espacio publicitario no aplica nada más al gobierno sino a todas las personas físicas y morales que vivan o tengan operaciones en Turquía. La supervisión de esta disposición queda a cargo de varias autoridades como la Oficina de Tecnologías de la Información y Comunicación, la Agencia de Regulación y Supervisión Bancaria, el Banco Central y el Consejo de Inspección Fiscal.

El inicio de la vigencia de la prohibición fue publicado en la Gaceta del estado, que es el medio de comunicación oficial.

Sobre esta prohibición, el viceministro de Transporte e Infraestructura, Omer Fatih Sayan, declaró vía Twitter y señaló que el gobierno no quiere prohibir a los ciudadanos el uso de ningún servicio, pero que están comprometidos a tomar cada medida que sea necesaria para proteger los datos, la privacidad y los derechos de los turcos.

“Esperamos que Twitter y Pinterest, que todavía no nos han notificado de sus representantes [locales], tomen las medidas necesarias inmediatamente", señaló el funcionario.

La ley tiene otras disposiciones importantes como la obligación de responder dentro de 48 horas en lengua turca todas las peticiones realizadas por el gobierno en materia de datos personales y de privacidad; la publicación de reportes semestrales sobre sus respuestas a esas peticiones; y la toma de las medidas necesarias para que estas empresas almacenen dentro del país todos los datos de los usuarios nacionales.

La ley también establece sanciones para las empresas que se nieguen a cumplir con las órdenes judiciales de retiro de contenido calificado de ilegal.

“Nunca permitiremos que el fascismo y la anarquía digital dominen Turquía”, escribió el viceministro, aclarando que el abuso, la calumnia y la violación de derechos no son libertades sino delitos y que Turquía no permitirá que se cometan estos delitos bajo el disfraz de libertad.

Con esta ley, Turquía se adelantó a una situación a la que todos los estados deberían estar atendiendo, particularmente después del bloqueo de cuentas del presidente estadunidense Donald Trump en varias redes sociales, lo que puso de manifiesto que en cuanto a la regulación de estas plataformas, el mundo está a merced del legislativo estadunidense que poco ha hecho para establecer límites claros y precisos.

Más información hurriyetdailynews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net