Rebanada de pastel

 

Por haber decorado un pastel con forma de genital, detienen por “indecencia” a chef pastelera en Egipto

En un operativo más que limita las actividades de los ciudadanos, y de las mujeres en lo particular, las autoridades de Egipto detuvieron a una chef pastelera por hornear pasteles “indecentes”, vulnerando los muy protegidos valores familiares.

El caso se refiere a una mujer que a realizó un pastel con la técnica de fondant con la forma de un pene y ropa interior para una fiesta exclusiva en un club de golf. La imagen del pastel se hizo viral por lo que las autoridades pudieron localizar a la mujer y presentar cargos en su contra por indecencia.

Se reporta que la repostera salió libre al haber pagado una fianza de unos 319 dólares estadunidenses, lo que no significa que se hayan retirado los cargos, sino que podrá vivir el proceso en su contra el libertad.

Además, ha trascendido la noticia que los asistentes a la fiesta, particularmente los organizadores, también están siendo investigados y podrían ser sancionados igualmente.

Sobre esta situación, Dar al-Ifta, un órgano gubernamental, judicial y consultivo islámico egipcio, escribió en su perfil de Facebook que estas decoraciones son contrarias al islam y “una agresión al sistema de valores y un crudo abuso de la sociedad”.

Con fundamento en la protección de los valores familiares, las autoridades egipcias han estado deteniendo a mujeres, como bailarinas de vientre que suben sus videos TikTok o jóvenes que en esa misma plataforma cantan y bailan o dan consejos sobre algún tema en particular y que son calificadas de indecentes.

Sobre esta situación represiva, orientada principalmente a las mujeres, se han manifestado varias organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos.

Por ejemplo, sobre la detención de la chef pastelera, el abogado egipcio de derechos humanos Negad El Borai escribió en su cuenta de Twitter que “hay un segmento de la sociedad, con el apoyo del estado, que quiere eliminar el espacio de la libertad personal en Egipto bajo el pretexto de salvaguardar los valores familiares egipcios.”

Una declaración semejante la concedió la semana pasada la periodista Reem Abdellatif, fundadora de la organización en pro de las mujeres africanas African Women Rights Advocates al referirse a la anulación de una sentencia condenatoria a jóvenes tiktokers.

“Egipto está en una desesperada necesidad de profundas reformas estructurales. Para empezar, el artículo de ‘leyes de familia’ en Egipto debe ser derogado para que no pueda ser usado para despojar de poder y apresar a las mujeres o niñas en el futuro”, dijo.

“Hasta que esos cambios ocurran, las mujeres seguirán estando a merced de cada capricho del gobierno. En resumen, el sistema legal no está hecho para nosotras, las mujeres”, concluyó la periodista.

Mientras tanto, las violaciones y agresiones sexuales hacia mujeres y niñas en el país del norte de África se han incrementado y aunque en agosto se aprobó una ley para garantizar el anonimato de las denunciantes de violación y demás delitos sexuales, poco ha cambiado la percepción social respecto de las víctimas de violación y la actitud de las autoridades.

Para ilustrar lo anterior, en septiembre empezaron a ser detenidas las personas que fueron testigos de una violación en grupo, acusados de homosexualidad o de indecencia por haber estado en la fiesta en donde presuntamente un grupo de hombres de la alta sociedad abusaron sexualmente de una joven de 18 años.

“Fuimos tan ingenuas pensando que Egipto, que ordena pruebas de virginidad a manifestantes femeninas y encierra a jóvenes intérpretes de TikTok, defendería los derechos de las mujeres”, declaró una activista vinculada a la cuenta anónima de Instagram en la que se denunció la violación en grupo, quien añadió sobre el caso: “Egipto tomó un caso de violación muy claro, con evidencia literal de foto y video, y lo convirtió en un caso sobre homosexualidad y orgías y de culpa de las víctimas.”

¿De quien serán esos intolerantes “valores familiares” que tanto defienden las autoridades por encima de la libertad y dignidad de las personas? Muy probablemente del “dictador favorito” de Donald Trump, Abdel Fattah el-Sisi.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net