Tablet

 

Demanda en contra de Amazon.com y de las cinco grandes editoriales por colusión para fija precios de e-books

Nuevamente se vuelve a demandar por una presunta colusión en la fijación de precios de venta de libros electrónicos o e-books entre Amazon.com y cinco grandes editoriales -Penguin Random House, Hachette, HarperCollins, Macmillan y Simon & Schuster-, acusadas de colaborar.

En 2011 el despacho de abogados Hagens Berman, con domicilio en Seattle, Washington, demandó a Apple y a las cinco editoriales por colusión en la fijación de precios de los e-books. Esta demanda llevó a otra presentada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y a otras más presentadas por los estados. En estas acciones legales se acusó a Apple de haberse coludido con las editoriales para fijar el precio de los e-Books y retirar a los competidores del mercado, particularmente a Amazon.com que había fijado el precio de los e-Books en 9,99 dólares.

En esa demanda presentada por el Departamento de Justicia las editoriales llegaron a un acuerdo en el que pagaron 166 millones de dólares, pero Apple optó por seguir el proceso judicial argumentando que no habían cometido ninguna actividad ilegal o contraria a la libre competencia ya que de acuerdo la intención del acuerdo no era sacar a Amazon.com del mercado sino abrir la competencia. Después de un largo proceso que terminó cuando la Suprema Corte se negó a escuchar el caso, Apple fue condenado a pagar 450 millones de dólares.

Esta nueva demanda fue presentada el jueves también por los abogados de Hagens Berman en un tribunal en Nueva York y en ella acusan a Amazon y a las editoriales de usar la cláusula de la nación más favorecida (CNMF) para mantener artificialmente altos los precios de los libros electrónicos acordando restricciones al precio para forzar a los consumidores a pagar más por los e-books comprados en plataformas diferentes a Amazon.com. La CNMF, conocida también como de mejor precio, es el acuerdo por el que una parte, en este caso las editoriales, se compromete con la otra, Amazon, a ofrecerle siempre el mejor precio o las mejores condiciones de compra de un producto o servicio.

En la demanda se expone que casi el 90 por ciento de todos los e-books vendidos en Estados Unidos se venden en Amazon.com, además de casi el 50 por ciento de todos los libros impresos.

La demanda se funda en infracciones a la Ley Sherman sobre la libre competencia, o antitrust, y señala que el acuerdo entre Amazon y las editoriales evita que se establezcan precios competitivos lo que lleva a que los demandantes y los consumidores en general paguen en exceso cuando compran e-books de estas editoriales en plataformas diferentes a Amazon.com.

En esta demanda se pide que se otorgue una compensación a los consumidores que compraron libros electrónicos en plataformas que son competencia de Amazon.com, además de daños y que se establezcan medidas cautelares para que Amazon y las editoriales "dejen de aplicar restricciones de precios anticompetitivas".

Mientras estas acciones se intentan por grupos de consumidores, ya diferentes estados de Estados Unidos están acusando a Amazon.com y a las otras grandes empresas tecnológicas de ejercer prácticas restrictivas al comercio, es decir, de establecer monopolios.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net