Cárcel

 

Tribunal en Estambul dicta sentencia de 1,074 años al predicador musulmán Adnan Oktar

Este lunes, el tribunal penal del prisión Silivri en Estambul, Turquía, condenó a Adnan Oktar, predicador del islam y líder de una organización calificada como culto, a 1,074 años de prisión por 15 delitos cometidos entre los que se cuenta el abuso sexual a menores.

Adnan Oktar, de 64 años, lleva predicando el islam desde los años ochenta y en la década de los 90 fundó su organización Bilim Araştırma Vakfı, BAV, Fundación de Investigación Científica, que, pese a su nombre, propone el creacionismo, una teoría que ha sostenido en varios libros que ha escrito. Propone también una visión de estado fundada en el nacionalismo. Su organización, que inicialmente contó con el apoyo de las autoridades que hoy gobiernan Turquía, ha sido calificada de culto, pero ha tenido tanta influencia que permitió a su fundador comprar una cadena de televisión en la que se transmiten sus ideas y sermones religiosos y otros programas de televisión en los que aparecía rodeado de mujeres a las que llamaba “gatitas” con quienes discutía sus ideas creacionistas.

Junto con 235 asociados, Oktar, que también es conocido como Harun Yahya, fue detenido por la policía turca en julio de 2018, señalado de varios delitos financieros y de abuso sexual. Por la gravedad de los delitos imputados, un tribunal permitió la detención de Oktar y sus asociados -hombres y mujeres- mientras esperaban proceso. Desde entonces fue ingresado en la prisión Silviri.

Una vez detenido, las denuncias en contra de Oktar se fueron acumulando de tal forma que terminó siendo procesado por quince delitos, entre ellos el presidir una organización criminal, agresión sexual mediante el uso de arma de fuego, abuso sexual de menores, amenaza con armas, obtención y almacenamiento de datos personales, privación a diferentes personas de su derecho a la educación, tortura, tráfico, espionaje, falsificación y fraude, delitos por los que fue encontrado culpable y sentenciado a más de 1,000 años de prisión.

La sentencia fue dictada en la prisión de Silviri con la presencia en una sala adjunta de Oktar y los más de 200 acusados y sus abogados. Antes de dar a conocer la decisión se permitió a algunos acusados, seleccionados previamente, a dirigirse al tribunal.

Aunque el partido del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha querido cortar vínculos con la organización de Oktar, analistas sostienen que la visión de este predicador y del presidente de una república turca islámica es la misma, lo que implica que las ideas del líder del culto sentenciado esta semana son las mismas bajo las que Turquía ha sido gobernada por Erdogan desde 2003, primero como primer ministro y ahora como presidente.

Estando detenido, se reporta que Oktar declaró al medio local Cumhuriyet, lo siguiente: “Somos personas leales a la patria y a la nación. En un momento en que las operaciones deben ser dirigidas en contra del PKK [partido kurdo declarado ilegal] y a los enemigos de la patria y de la nación, las efectúan en contra de nosotros. Pienso que ni el señor Erdogan ni el ministro del Interior tienen conocimiento de este operativo. No estoy ofendido [con ellos], pero estoy sorprendido.”

No es la primera vez que Oktar es procesado. En 1999 fue imputado por usar amenazas para obtener beneficios personales y por la creación de una organización para cometer delitos. Este caso fue desechado, pero se abrió en otro tribunal nuevamente en 2008 en el que a las acusaciones originales se sumó la extorsión mediante el uso de videos sexuales de las víctimas. El tribunal concluyó que los videos aludidos habían sido obtenidos ilegalmente por lo que esos cargos se desecharon, pero condenó a Oktar a tres años de prisión por los delitos iniciales. En 2010 el líder del culto apeló y la sentencia fue anulada.

Desde 2007 Oktar empezó a presentar quejas en contra de sitios de Internet a los que acusaba de difamatorios por exponer ideas contrarias al islam y logró el cierre de varios de estos sitios, incluido el de todo WordPress.com en Turquía y el sitio del biólogo británico que niega la existencia de dios, Richard Dawkins.

La sentencia dictada esta semana es de primera instancia por lo que puede ser reducida en una instancia de apelación.

Pese a las acusaciones en su contra que incluyen abuso sexual de menores, Adnan Oktar sigue teniendo una gran influencia no solo en Turquía sino en otros países del mundo árabe.

Más información hurriyetdailynews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net