Embarazada

 

Filtración de reporte de investigación de hogares para madres e hijos en Irlanda genera descontento

Aunque el gobierno de Irlanda había anunciado que el reporte sobre la investigación de los sucesos ocurridos en los hogares para madres e hijos, administrados por grupos católicos, quedaría parcialmente sellado, la información fue filtrada revelando inquietantes hechos.

Se trata del reporte final de una investigación iniciada a partir del hallazgo en 2015 de cadáveres de niños enterrados en el hogar de Tuam, en el condado de Galway, uno de los 10 hogares que la iglesia católica estableció en Irlanda para madres e hijos y que funcionaron en una época en donde las relaciones sexuales extramaritales eran un tabú y ser madre soltera muy mal visto por lo que las familias solían internar en instituciones a sus hijas embarazadas.

En Tuam la mortalidad infantil y la malnutrición eran problemas muy frecuentes, con un bebé o infante falleciendo casi cada dos semanas entre mediados de la década de 1920 hasta mediados de la década de 1960.

Según filtraciones del reporte que fueron publicadas este domingo en un diario irlandés, la Comisión investigadora confirma que después de 1922 fallecieron en Tuam y en las demás instituciones 9,000 niños. En ese documento se señala que la situación de "ilegitimidad" de estos hogares que ocurrió hasta 1987 fue una "atroz violación de los derechos humanos".

Sobre este reporte, Micheál Martin, el taoiseach, primer ministro de Irlanda, dijo que la situación enfrentada por madres e hijos fue “muy triste y cruel” y que se documentan hechos que le fueron muy difíciles de leer.

La filtración no ha caído nada bien al gobierno que aseguró que esperaba dar a conocer primero la información a las víctimas antes de hacer pública la información y por tal motivo el ministro para la Infancia, Roderic O’Gorman, aseguró que ya se habían tomado medidas para evitar mayores filtraciones. Además, se ha abierto investigación sobre la filtración del documento.

Lo importante, sin embargo, es conocer las medidas que el gobierno tomará para, en la medida de lo posible, resarcir los daños a las víctimas y evitar que esta o situaciones semejantes se puedan presentar ahora o en el futuro.

Una de estas medidas es la presentación de la iniciativa de Adopción y localización que permitiría a los niños adoptados tener acceso a la información sobre sus madres biológicas. Este es un tema que se ha tratado de impulsar varios años en Irlanda sin éxito. Una de las impulsoras fue Philomena Lee quien durante años buscó información del hijo que le obligaron a entregar en adopción. Lamentablemente cuando encontró su paradero, el hijo que también la buscaba, había fallecido.

También queda pendiente la presentación de una iniciativa de ley para las exhumaciones, identificación y re enterramiento de cadáveres encontrados en otros sitios que se investiguen, similar a la ley pasada respecto del hogar de Tuam.

Sobre los hallazgos de la investigación, Katherine Zappone, anterior ministra para la Infancia en cuya gestión se descubrieron los cadáveres en Tuam, dijo: “Me reuní con muchas de [las víctimas], frecuentemente, durante los cuatro años que fui ministra. Son personas resilientes. Pienso que ese es el momento para que toda la sociedad irlandesa escuche primero sus voces”.

Lo ocurrido en los hogares de madres y niños y en las casas de costura y lavanderías de la iglesia católica establecidas en Irlanda y otros países europeos, es un tema que no se debe quedar en lo legal y que merece más análisis y reflexiones.

Más información irishtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net