Suero

 

Tribunal en Países Bajos deberá resolver el tratamiento que debe seguirse en el caso de niña con anorexia

Un tribunal en Zwolle, Países Bajos, está escuchando esta semana el caso presentado por los padres y médicos de una adolescente que sufre anorexia nerviosa para que decida el tratamiento a seguir debido a la diferencia de opiniones.

Se trata de una joven que desde los trece años padece anorexia, un desorden de la alimentación caracterizado por un anormal bajo peso corporal, un intenso miedo de ganar peso y una visión distorsionada del peso.

La joven está bajo atención médica, pero ahora se debate la terapia que ella debe seguir para reestablecer su salud y posiblemente salvar su vida.

Por un lado, los padres y médicos señalan que debe ser forzada a alimentarse. En este caso se coloca una sonda nasogástrica, es decir, un tubo que va de la nariz al estómago, por donde se pasa el alimento. La madre y ella quieren dar la oportunidad a una terapia psicológica creada por Ingeborg Bosch, llamada Past Reality Integration, PRI, según la cual se ayuda al paciente a ver cómo su pasado afecta su presente, dándole las herramientas para liberar los bloqueos que hoy lo mantienen en situaciones como depresión o adicciones. Según el abogado de la madre, Richard Korver, esta técnica ha probado ser muy exitosa y puede ser de mucha ayuda para pacientes con anorexia.

“La niña misma ha dicho que ella quiere esta forma de tratamiento porque los viejos [tratamientos] han fallado”, declaró el abogado Korver al medio neerlandés NOS. “El tratamiento compulsivo puede ser en exceso traumático e implica mantenerla en coma por seis semanas para que pueda ser alimentada a la fuerza.”

El caso de esta menor se ve agravado por el hecho de que los padres están divorciados y difieren del tratamiento a seguir, por lo que ella ha sido puesta temporalmente bajo custodia del tribunal. Durante la audiencia del lunes la madre pidió que se le nombrara un custodio independiente que vele por sus intereses.

Sobre este caso, el profesor de Derecho especializado en temas de salud, Jaap Sijmons, dijo que el aspecto puntual a ser definido es el estado de salud en que se encuentra la niña en este momento y la gravedad de la situación. “La compulsión es absolutamente indeseable y por supuesto que se desea prevenir”, dijo el especialista sobre el tratamiento de alimentación forzada. “Pero el quid de la cuestión es en qué etapa se encuentra el tratamiento hasta la fecha.”

Según se ha reportado, el Ombudsman de la infancia y la organización Defensa de los Niños han intervenido en la asesoría a la madre y a la niña para tomar la mejor decisión sobre el tratamiento a seguir.

En Países Bajos unas 1,300 personas son diagnosticadas anualmente con anorexia nerviosa, principalmente niñas y mujeres jóvenes y resultado de este trastorno entre un 5 y un 10 por ciento de estos pacientes fallecen.

En México, según cifras proporcionadas en octubre de 2019 a la Cámara de Diputados por la diputada Ana Laura Bernal Camarena, en México hay 22 mil casos anuales de trastornos alimenticios, principalmente en jóvenes de entre 13 y 18 años. Estos trastornos incluyen la anorexia nerviosa, la bulimia y comer compulsivamente.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net