Calculadora

 

Aseguradora en Nueva Zelanda retira demanda en la que exigía reparación de daños a joven que fue atropellada

Tras meses de negociaciones, esta semana la aseguradora AIG que hacía responsable a una joven que fue atropellada de los daños sufridos por el vehículo que la atropelló, retiró la acción legal que en su contra había presentado en un tribunal en Nueva Zelanda.

El accidente ocurrió en mayo pasado en Dunedin donde Portia Jackson, de 20 años, trabajaba medio tiempo y asistía a un curso de buceo. Ella fue golpeada por una pick-up cuando cruzaba una calle rumbo al trabajo.

Portia poco recuerda del accidente salvo haber despertado en una ambulancia con la pelvis fracturada en cuatro lugares, con una fuerte contusión y con golpes y moretones en todo el cuerpo. Ella dice que miró a ambos lados de la calle, pero que un vehículo que transitaba le impidió ver a la pick-up y el conductor tampoco la vio a ella por este mismo motivo.

Tras un estancia de recuperación en su ciudad natal, al regresar a Dunedin a finales de junio se encontró con la notificación de la aseguradora AIG de que, como responsable del accidente, debía pagar 2,600 dólares neozelandeses por los daños ocasionados.

La decisión de la aseguradora se fundó en el reporte de la policía según el cual el vehículo transitaba a 25 kilómetros por hora y que Portia Jackson solo miró hacia un lado al cruzar la calle. Ella dice que miró a ambos lados y que no recuerda haber prestado esta declaración a la policía, pues sus recuerdos en el hospital después del accidente son poco claros.

“No sé de dónde sacaron esto. Casi no recuerdo haber hablado con la policía. Sé que vinieron al hospital y creo que fue el día después del accidente, pero no recuerdo mucho de esa semana [después del incidente]”, declaró la joven a los medios.

En su opinión se trató de un accidente en el que ni ella ni el conductor tuvieron responsabilidad porque simplemente no tenían buena visibilidad uno del otro.

Tras fallidas negociaciones, AIG decidió presentar el caso ante el Disputes Tribunal de Nueva Zelanda, una instancia para asuntos de una cuantía inferior a 3,000 dólares neozelandeses y el caso estaba previsto para iniciar el 20 de enero.

La aseguradora, sin embargo, notificó el lunes a Portia Jackson que “pese a ser responsable del incidente”, retiraban el caso del tribunal lo que significa que ya no le exigirán el pago de daños ocasionados por el accidente.

Un vocero de la aseguradora declaró a stuff.co.nz que no podía hablar del caso en particular. “Sin embargo, en términos generales, si las acciones de una persona causan un accidente que resulta en daños a la propiedad de otra persona, ellos pueden ser responsabilizados por el costo de esos daños.”

Tim Grafton, director ejecutivo del Consejo de Seguros de Nueva Zelanda, dijo que es muy poco frecuente que los peatones sean la causa de un accidente y que se les haga responsables por los daños. Pero si se prueba que el peatón fue responsable de los hechos, las aseguradoras están en su derecho de hacerlos financieramente responsables.

Para Portia Jackson la noticia de que se retira la demanda en su contra “es un gran alivio”, y ahora podrá seguir enfocada en seguir con sus planes pausados por el accidente.

Más información stuff.co.nz

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net