Mina

 

Inició proceso contra magnate israelí acusado de haber pagado sobornos en Guinea por concesiones mineras

En un tribunal de Ginebra, Suiza, inició este lunes el proceso en contra del magnate israelí de diamantes Beny Steinmetz, acusado de prácticas corruptas para obtener concesiones de minas en Guinea por una fracción de su valor.

Beny Steinmetz, dueño de la empresa Beny Steinmetz Group Resources (BSGR), fue acusado formalmente por la fiscalía ginebrina en 2019 por hacer pagos ilegales a funcionarios del gobierno de Guinea y por falsificación de documentos.

La fiscalía argumenta que Steinmetz y sus socios pagaron en 2005 sobornos a Mamadie Toure, viuda del entonces presidente Lansana Conte, para que les adjudicaran la concesión de minas de hierro en las montañas Simandou pagando 160 millones de dólares, una fracción de su valor real. Obtenidas estas concesiones, 18 meses después vendieron la mitad de ellas a una empresa minera brasileña por 2.5 millones de dólares, obteniendo una muy amplia ganancia.

La investigación del caso se abrió en 2013 y en agosto de 2019 el fiscal ginebrino Claudio Mascotto anunció la presentación de cargos por corrupción en contra de Steinmetz y de otras dos personas que no mencionó, por haber entregado sobornos entre 2005 y 2010 por unos 10 millones de dólares. Durante los años mencionados Steinmetz era residente en Ginebra y de ahí que haya podido ser presentado ante tribunales suizos.

Beny Steinmetz, de 64 años, y su empresa han negado haber realizado pagos a Mamadie Toure y su abogado, Marc Bonnant, ha declarado que, en su caso, ella no era funcionaria pública y, por tanto, no podía ser sobornada.

Por los delitos señalados, la fiscalía pide entre 2 y 10 años de prisión.

Se calcula que derivado de estas operaciones fraudulentas pasaron millones de euros por bancos suizos, sin embargo entidades e individuos suizos no pueden ser procesadas en tribunales suizos por presuntos delitos cometidos en el extranjero. Este debido a que la mayoría de los cantones se negó a la propuesta de reforma de la Constitución para hacer judicialmente responsables en Suiza a sus nacionales por violaciones a derechos humanos o a estándares al medioambiente cometidos en el exterior, por lo que solo se les hace responsables de reportar cualquier abuso o infracción.

Esta reforma fue puesta a votación en 2020 y pese a haber ganado el voto popular, fue rechazada porque la mayoría de los cantones votó en contra. Al ser una reforma constitucional se exige que sea aprobada por la mayoría de la votación popular y de los cantones, es decir, el 50 por ciento.

“Este caso muestra cómo los paraísos fiscales puedan facilitar el encubrimiento de actividades ilegítimas o ilegales en países con gobiernos y regulaciones débiles”, declaró sobre el proceso a Steinmetz un vocero de la Organización No Gubernamental Public Eye. “El papel de asesores y abogados en el establecimiento o administración de empresas y fideicomisos offshore también es cuestionable. Estos actores se ocultan sistemáticamente detrás del secreto profesional.”

Se prevé que el proceso dure dos semanas. Beny Steinmetz, quien viajó de Israel a Ginebra, comparecerá. No se espera que presente declaración Mamadie Toure, testigo principal, quien ahora reside en los Estados Unidos.

Más información swissinfo.com /bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net