Gatito

 

Grupos animalistas piden al Papa Francisco que retire prohibición de perros y gatos en edificios del Vaticano

Tras la publicación el 28 de diciembre de la Carta Apostólica en forma Motu Proprio, en la que el Papa Francisco implementa la reforma que centraliza la gestión de las inversiones, fondos y propiedades en la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), la situación de perros y gatos dentro del Vaticano llamó la atención.

El documento antes mencionado instrumenta una reforma administrativa en el Vaticano que alcanza las leyes y reglamentos vigentes, incluida la que se refiere a la administración condominal que prohíbe la posesión de perros y gatos en los departamentos de los edificios del estado Vaticano que son administrados por APSA y que, en realidad son la mayoría de las propiedades dentro de la Ciudad del Vaticano. Se trata de una disposición que, según el diario italiano Messaggero, data de 1976 y que se refiere no solo a la tenencia y posesión de mascotas, sino también de aves de corral.

Ante la perspectiva de reformas a la legislación, la organización Autoridad Nacional de Protección Animal (ENPA) se manifestó para pedir la derogación de la prohibición y mediante carta firmada por su presidente Carla Rocchi, apeló a los sentimientos del Papa.

En la carta se lee que tiene el objetivo de "llamar la atención de Su Santidad sobre este problema que provoca la separación forzada de los seres queridos, especialmente en este triste momento de pandemia". Por seres queridos se refiere a los perros y gatos, mascotas de las personas y familias. Es de hacerse notar que en varios países de Europa, donde las disposiciones de confinamiento son muy estrictas, se ha visto un alza en la adopción de perros y gatos que acompañen a las personas en esta difícil situación.

“Su sensibilidad y el nombre que se eligió nos aseguran que querrá acabar con este anacronismo del pasado que estamos seguros no refleja sus sentimientos ni la profundidad de su alma”, se sigue leyendo en la carta enviada por Carla Rocchi. San Francisco de Asís, nombre tomado por el Papa, se distingue por su amor a los pobres y a los animales. Es más, el 4 de octubre, fecha en que la iglesia católica festeja a este santo, se acostumbra a llevar a las mascotas y demás animales a las iglesias para que sean bendecidos.

Se calcula que el 70 por ciento de los departamentos dentro del Vaticano son rentados a empleados y trabajadores de la Santa Sede y el resto a personas externas que lo soliciten. De acuerdo con el diario La Stampa, las rentas de los inmuebles a personas externas es un 15 por ciento por debajo del valor del mercado por lo que se trata de codiciadas propiedades.

De momento se desconoce la respuesta del Papa a esta petición, pero se sabe que Nunzio Galantino, presidente de la APSA, revisará también la gestión de los edificios en la Ciudad del Vaticano por lo que esta disposición podría quedar derogada. Además, siendo el estado Vaticano una monarquía absoluta, la última palabra en este asunto la tiene el Papa.

Más información ilsole24ore.com /vatican.va

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net