Matrimonio India

 

Suprema Corte de la India aceptó revisar constitucionalidad de leyes estatales que limitan los matrimonios interreligiosos

Este miércoles la Suprema Corte de la India aceptó revisar los casos sobre la constitucionalidad de las leyes estatales que tipifican como delito la conversión religiosa por matrimonio, “love jihad”, pero no ordenaron la suspensión de la vigencia de esas leyes.

“Love jihad” (o yihad) es el término con el que se conocen las relaciones interreligiosas entre hombres musulmanes y mujeres hindús ya que para contraer matrimonio conforme con la religión, la mujer debe convertirse al islam. No se trata de un fenómeno nuevo y hasta febrero de este año ningún estado lo sancionaba, pero Uttar Pradesh se convirtió en el primero en tipificar como delito la práctica y otros estados como Uttarakhand, redactaron leyes semejantes. Se trata de estados gobernados por el partido nacionalista hindú BJP, del presidente Modi, que ha sido señalado por “normalizar el odio” hacia los musulmanes.

Las leyes que han sido aprobadas en estos estados establecen requisitos especiales respecto de matrimonios interreligiosos y tipifican como delito el convertir al islam a los cónyuges, especialmente a las mujeres, por el matrimonio. A finales de noviembre se dio la primera detención de un hombre bajo esta ley en Uttar Pradesh y desde entonces, según se ha hecho constar en la petición presentada a la Suprema Corte, inició una persecución de personas.

“De lo aquí se trata es de muchos estados como Uttar Pradesh, Madhya Pradesh decretando estas leyes que son absolutamente espantosas. Requieren el permiso previo para casarse”, declaró ante la Suprema Corte el abogado C.U. Singh en una de las peticiones presentadas para la revisión de estas leyes. El abogado explicó que se exige notificar del matrimonio a las autoridades con un mes de anticipación para que puedan hacer una investigación. “Las disposiciones son opresivas”, recalcó el abogado.

El abogado Singh explicó también que la existencia de estos requisitos exige que sean los contrayentes que prueben que no se están casando para convertir a otra religión. “Aquellos que son encontrados culpables bajo estas leyes arriesgan una sentencia de 10 años de prisión. Los delitos no admiten fianza. Estamos recibiendo reportes de personas que son levantadas en medio de las bodas por sospecha de conversión religiosa.”

Inicialmente, la Sala designada para escuchar estos casos invitó a los peticionarios a presentar sus casos primero ante los tribunales superiores de los estados, pero al establecer que se presentaban las peticiones por violaciones a los derechos a la dignidad y a la libertad establecidos en el artículo 21 Constitucional, se aceptó revisar la constitucionalidad de las leyes, fijando fecha en cuatro semanas para escuchar los argumentos.

Las peticiones mencionan el antecedente del caso Hadiya resuelto en 2017 por la Suprema Corte en el que concluyen que el derecho a contraer matrimonio con la persona de su elección es parte del derecho a la vida privada de las personas mayores de edad.

El caso Hadiya revisó la decisión de anular el matrimonio de una joven hindú que se convirtió al islam y después haber contraído matrimonio con Shafin Jahan, musulmán. El padre de ella pidió a los tribunales del estado de Kerala que anulara el matrimonio bajo el alegato de que la joven había sido adoctrinada.

“Temas del vestido y de alimentación, de ideas y ideologías, de amor y sociedad caen en los aspectos centrales de identidad. Ni el estado ni la ley puede dictar la elección de parejas o limitar la capacidad libre de cada persona para decidir sobre estos asuntos”, se lee en la sentencia de la Suprema Corte del Caso Hadiya.

El caso Hadiya no es el único que el máximo tribunal ha resuelto sobre el derecho a la vida privada y familiar y son otros los que aseveran que la elección la pareja de vida, ya sea mediante matrimonio o fuera de él, forma parte de la personalidad e identidad individual.

En la sentencia del Caso K.S. Puttuswamy sobre la privacidad, se estableció que la interferencia del estado en el derecho de los mayores de edad de amar y contraer matrimonio, tiene un “efecto escalofriante” en la libertad.

En este sentido se ha establecido por ese tribunal que las intimidades del matrimonio están en el centro de la privacidad, la que es inviolable, aseverando que “el derecho absoluto de los individuos de elegir a un compañero de vida no se ve afectado en lo más mínimo por cuestiones de fe".

Con estos antecedentes podríamos adelantar que la Suprema Corte encontrará estas leyes que limitan el matrimonio inconstitucionales, pero el año pasado se cuestionó mucho la independencia de la Suprema Corte tras haber traicionado algunos principios para sostener políticas del gobierno de Modi. Ya veremos cómo resuelven este asunto.

Más información thehindu.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net