Símbolo transgénero

 

Se revisan dos iniciativa de reforma de ley para simplificar cambio de identidad de personas transgénero

En una audiencia especial en el Parlamento de Alemania se escucharon dos iniciativas de ley presentadas por partidos de oposición que pretenden reformas sustanciales a la Ley de Personas Transgénero que data de hace 40 años, para establecer el principio de autodeterminación.

Aunque los activistas que buscan mejorar el sistema para que se pueda a ver un cambio de nombre y género de las personas transgénero de una manera más sencilla ven poco probable que estas iniciativas sean aprobadas, opinan que el haber puesto el tema sobre la mesa es importante y podría obligar al gobierno federal a presentar su propia iniciativa sobre el tema antes de las elecciones de septiembre.

Conforme con la ley vigente, el trámite para hacer el cambio de identidad en las documentación legal es costoso y largo, pues puede tomar más de dos años para verse concretado. Así lo explicó a Deutsche Welle la activista Felicia Rolletschke, mujer transgénero de 26 años, que inició el proceso de cambio de identidad en 2015, incluso antes de iniciar con el tratamiento hormonal para lograr el cambio de sexo.

Ella explica que, apoyada por un buen terapeuta, empezó el trámite en 2015. El primer inconveniente lo encontró al inicio del procedimiento ante el tribunal cuando se le pidió un primer pago de 1,600 euros para los honorarios de dos psicoterapeutas que evaluaran su situación psicológica y emocional respecto del cambio de identidad, requisito actualmente establecido en la ley.

Este primer pago supone un gran obstáculo para las personas transgénero que no tienen dinero y si son menores de 25 años, obtener ayuda financiera del estado supone la evaluación de la situación financiera de sus progenitores lo que en muchos casos, como el de Felicia, no es lo ideal porque una vez que comunicó que era transgénero a su familia, su madre terminó toda forma de comunicación con ella.

En el caso de Felicia, al estar en Berlín tuvo la oportunidad de elegir a los terapeutas que la evaluaran, pero es un beneficio que no se concede en otras jurisdicciones de Alemania.

          

Según Felicia, las evaluaciones con los terapeutas se basan en evaluaciones de roles de género socialmente aceptados. “Mis dos evaluaciones tomaron cada una dos horas… Son evaluaciones psicológicas en donde se habla de toda tu vida. Te preguntan sobre experiencias sexuales, orientación sexual, fetiches, estructura familiar. Cubren muchos temas que no son relevantes con el género.”

Ella opina que fue juzgada por lo femenina que se veía: “Juzgaron que tan bien estaba maquillada. también notaron que crucé mis piernas cuando me senté”, dijo. “Y juzgaron mi orientación sexual. Por ejemplo, si eres una mujer trans y estás interesada solo en hombres, eso significa puntos extra.” La activista opina que incluso la evaluación fue hecha desde el punto de vista de que la transexualidad es un desorden mental, lo que fue descartado por la OMS en 2019.

Los resultados de estas evaluaciones son enviadas al juez que revisa el caso. Según Kalle Hümpfner de la Asociación Alemana Transgénero, BVT, en el 99 por ciento de los casos las conclusiones son las mismas a la que persona transgénero ha llegado, lo que termina por hacer irrelevantes estas evaluaciones.

En este sentido, las dos iniciativas que se han presentado para reformar la ley vigente proponen el principio de autodeterminación según el cual cualquier persona mayor de 14 años pueda pedir al tribunal que ordene a la oficina del registro civil el cambio de nombre y de género. Es de hacerse notar que este cambio en la documentación legal no tiene relación con los tratamientos hormonales lo que significa que un cambio de género y de nombre no necesariamente implica el cambio físico.

Felicia Rolletschke vio concluido el proceso de cambio de identidad en 2018, tres años después de iniciado. Se trata de un periodo que exige mucho no solo en cuestión de dinero, sino también de tiempo de la persona y que implica también estrés emocional.

“En realidad veo la legislación alemana actual muy conservadora”, declaró la activista. “pero pienso que es muy bueno que tengamos una conversación sobre el tema.”

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net